Estilo de Vida

¿Se puede beber agua mientras se conduce?: el serio aviso de la Dirección General de Tráfico (DGT)

  • La acción puede ser sancionada si el agente de Tráfico lo considera

El año 2021 llegó a su fin con 1.004 fallecidos en las carreteras españolas. Se trata de una subida del 15% respecto a las cifras obtenidas en 2020, cuando fallecieron 870 personas y se convirtió en el mejor año de la serie histórica. Cabe recordar que el confinamiento y el teletrabajo propiciado por la pandemia hicieron reducir el uso del coche de manera considerable.

En cualquier caso, el pasado ejercicio se convierte en el segundo con menos fallecidos, con una reducción del 9% respecto a 2019. En el caso de la Comunidad de Madrid, el 2021 finalizó con 65 muertos en las carreteras, lo que supuso 21 víctimas más (un aumento del 47,72%) respecto a los datos registrados en 2020, cuando se registraron 44 muertes, el mejor año de la serie histórica.

Lea también: ¿La jalea real alarga la vida de los humanos?: cinco propiedades que no conocías de este superalimento

A pesar de todo, el pasado ejercicio se cerró con 25 muertos menos en las carreteras madrileñas que en 2019, año anterior a la pandemia, cuando se contabilizaron 90 víctimas mortales, lo que supone un descenso del 38,5% De esta forma, el 2021 se convierte en el tercer mejor año en cuanto a siniestralidad del último quinquenio, tras 2018 (48 víctimas) y 2020 (44), según el balance de Seguridad Vial con datos provisionales a 24 horas en la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT).

¿Se puede beber agua mientras se conduce?

A la hora de evaluar las causas por las que se producen los accidentes, el uso del teléfono móvil es uno de los principales factores que influyen en los posibles despistes de los conductores. Pero no es el único hábito que fomenta la distracción de los usuarios del automóvil. 

Una de las rutinas más extendidas, y sobre la que menos concienciación hay en la sociedad, es la de beber agua mientras se conduce. La confianza que proporciona al conductor su experiencia al volante hace que se realicen algunas maniobras que, a pesar de ser sencillas, pueden ser la causa principal de muchos accidentes. Entre ellas, las de beber o comer mientras se está en la carretera.

¿Está prohibido beber al volante?: esto es lo que dice la DGT

La Dirección General de Tráfico asegura que "no está prohibido comer, beber, fumar, conducir con el codo fuera o con chanclas". Eso sí, el organismo puntualiza que sí que "puede ser sancionable". ¿En qué circunstancias? En todas aquellas en las que la conducta entrañe peligro par la seguridad vial.

Lea también: Si quieres ganar músculo, introduce mijo en tu dieta: estas son sus propiedades

El Artículo 13 de la Ley de Seguridad Vial y el 18.1 del Reglamento General de Circulación (RGC) dice: "El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía".

Por tanto, aunque no existe una prohibición expresa, la responsabilidad última de sancionar recae sobre el agente de Tráfico que haya sido testigo de la acción. Si la policía considera que beber agua al volante representa un riesgo para el conductor, sus acompañantes y los demás usuarios de la vía, la acción será siempre objeto de sanción.

En ese caso, la cantidad de la multa interpuesta va a depender de la autoridad competente. No obstante, el Artículo 67 de la Ley de Seguridad Vial determina que, en caso de ser una infracción leve, la sanción será de 80 euros; si se trata de una grave la cifra asciende a 200 euros y, en caso de suponer un peligro muy grave, la cantidad llegará hasta los 500 euros. Beber agua al volante, en principio, estaría dentro del primer grupo.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments