Estilo de Vida

Putin y el secreto que esconde su forma de andar: ¿por qué no mueve el brazo derecho?

Los 'andares del pistolero' de Vladímir Putin (EFE)

Vladimir Putin se ha convertido en el enemigo público del mundo entero. Desde que el pasado 24 de febrero diese luz verde a una "operación militar especial" por toda Ucrania, el presidente de la Federación de Rusia es una persona non grata por la comunidad internacional. De hecho, se piensa que Rusia está cometiendo crímenes de guerra.

Lea también: Así es el lujoso búnker en el que Putin ha escondido a su familia en Rusia

En conversaciones con Macron, su homólogo francés, Putin manifestó que no tiene intención de renunciar a sus objetivos que se ha marcado, sea mediante la guerra o por negociación. Las cuatro exigencias que imponen en Moscú son: la 'desnazificación'; su desmilitarización (no entrar en la OTAN y a disponer de un Ejército); y el reconocimiento de la independencia de Crimea y el reconocimiento de la independencia del Donbás.

Putin fue espía del KGB ruso durante 16 años

Así pues, mucho se ha hablado sobre Vladímir Putin en los últimos días. Sabemos que el líder ruso llegó al cargo hace más de 20 años, convirtiéndose en el presidente que más tiempo ha estado en el cargo. En el año 2000, llegó al poder de forma interina. Luego, ha sido reelegido hasta cuatro veces como presidente, ejerciendo además el cargo de primer ministro entre 2008 y 2012.

Lea también: ¿Kiev o Kyiv? Así tenemos que llamar a la capital de Ucrania (y este es el motivo)

Putin ejerce su poder con mano de hierro, consecuencia de su paso por la agencia de espionaje soviética. Fue en 1975 cuando un joven Putin ingresó en la Dirección de la Inteligencia Exterior del Comité de Seguridad del Estado (KGB) en la Unión Soviética. Allí estuvo 16 años de espía.

Los 'andares del pistolero' de Vladimir Putin

Si algo llama la atención de Putin en los actos públicos es su forma de caminar. El mandatario ruso balancea el brazo izquierdo, pero no el derecho, que se mantiene rígido, inmóvil. Este 'tic' ha dado mucho de qué hablar durante años y hoy, con la invasión de Ucrania por parte de Rusia, vuelve a estar a la orden del día.

Varios neurólogos publicaron en 2015 un estudio en el British Medical Journal que llevaba por título 'Andares de pistolero', y en el que se concluía que la forma de caminar de Putin responde a "una adaptación conductual, resultado de un entrenamiento militar o de servicios de inteligencia". Es decir, que podría deberse a ese férreo adiestramiento militar en cuanto al manejo de armas.

Lea también: Jordi Évole intentó entrevistar a Putin: así fue la respuesta que recibió del Kremlin

"Según este manual, se instruyó a los agentes de la KGB para que mantuvieran el arma en la mano derecha cerca del pecho y avanzaran con un lado, generalmente el izquierdo, presumiblemente permitiendo que los sujetos sacaran el arma lo más rápido posible", aseguró Bastiaan Bloem, uno de los autores de la investigación, en NBC.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin