Estilo de Vida

Cuatro delitos que estás cometiendo en Whatsapp y no lo sabías: la seria advertencia de un experto

  • Muchos comportamientos comunes de la gente son realmente ilegales

Las telecomunicaciones en el siglo XXI han avanzado a pasos agigantados. A finales de la década pasada, la gran revolución llegó en forma de aplicaciones de mensajería instantánea con WhatsApp como una herramienta que, hoy en día, se ha convertido indispensable en nuestras vidas. De hecho, más del 80% de los españoles, aseguran usarla a diario para comunicarse.

Lea también: La policía alerta de lo que debes hacer si recibes un email como este: "No es un bulo"

Y, como en cualquier ámbito, toda revolución implica cierto desconocimiento sobre el lado oscuro de la tecnología y sus posibles usos. Tanto es así que día a día todos los usuarios de WhatsApp cometemos acciones ilegales sin saberlo. Así lo han recordado expertos de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) con motivo de la celebración del 13 aniversario de la aplicación de Meta.

¿Qué ilegalidades cometemos por Whatsapp sin saberlo?

Estos expertos han asegurado que, según la Ley de Protección de datos, compartir fotos, reenviar pantallazos de conversaciones ajenas o incluir a alguien en un grupo de WhatsApp sin permiso, son comportamientos ilegales. Se ha recordado así que la ley también se aplica a los mensajes de WhatsApp y que su infracción puede ser denunciada, aunque admiten que son miles de usuarios los que desconocen estas infracciones y son habituales el reenvío de fotos o conversaciones sin permiso.

La red social WhatsApp se creó el 24 de febrero de 2009 por el ucraniano nacionalizado estadounidense Jan Koum. Ahora, trece años después, cuenta con más de 2.000 millones de usuarios en todo el globo, de los que unos 32 millones corresponden a España. En nuestro país un 84% de sus usuarios afirman que se comunican por esta red social varias veces al día.

Según la UOC, se estima que actualmente se envían más de 100.000 millones de mensajes al día por WhatsApp, muchos de los cuales incumplen leyes como la de Protección de Datos o la de Propiedad Intelectual.

¿Por qué es ilegal compartir un pantallazo de una conversación?

Según Eduard Blasi, profesor de Derecho y Ciencia Política de la UOC y experto en protección de datos, todos cometemos un delito o una infracción cuando enviamos capturas de pantalla de otra persona sin su consentimiento. Esto es especialmente grave si se difunden datos de forma abierta o a un elevado número de destinatarios.

"En las capturas de pantalla se visualizan conversaciones que pueden identificar directa o indirectamente a una persona, lo que podría conllevar una infracción de protección de datos", asegura Blasi.

Lea también: La policía investiga una nueva foto de Boris Johnson, cerveza en mano, en su fiesta (ilegal) de 2020

Esta normativa se aplica a todos los datos, identificables (con nombre, apellidos, DNI o número de teléfono) y no identificables, es decir, a todos los que permiten saber quién está detrás de la conversación "sin un esfuerzo desproporcionado".

El profesor avisa que "además de la infracción por protección de datos, en función del tipo de conversación, las personas afectadas podrían reclamar una indemnización por daños y perjuicios, por una posible lesión a su derecho al honor o a la intimidad". "Y, más allá de esto, en los casos más graves, si se difunde una conversación privada de terceras personas, se podría incurrir en un delito de descubrimiento y revelación de secretos", añade. 

Compartir imágenes o audios también es ilegal

A diario vemos como la información de terceros circula por nuestros chats con total normalidad y muy pocos saben que toda imagen, audio o vídeo de alguien ajeno que ha sido compartido sin su permiso es delito. De hecho, la Agencia Española de Protección de Datos ha impuesto sanciones a particulares por difundir contenido audiovisual de terceras personas sin su permiso.

De la misma manera, generar un grupo de WhatsApp profesional sin pedir autorización también es ilícito porque para añadir a una persona en un grupo de WhatsApp profesional es necesario pedir el consentimiento de forma previa. El antecedente lo encontramos en la sanción que la Agencia Española de Protección de datos impuso a un club deportivo que había creado un grupo de WhatsApp y había agregado a una exsocia.

"La razón es que, al añadir estos contactos, hay datos que inevitablemente quedan expuestos (la foto, nombre, apellidos o número de teléfono móvil) y ello vulnera la confidencialidad", ha argumentado Blasi.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Deberian pagar caro estas conductas
A Favor
En Contra

Estas conductas se deberian de pagar muy caro ya que hay gente que se suicida por culpa de esta clase de gentuza, esta sociedad es una pvta mierda.

Puntuación 2
#1