Estilo de Vida

El verdadero motivo por el que nos duelen los músculos cuando nos contagiamos de coronavirus

  • El dolor muscular y la debilidad del cuerpo es el síntoma más común

La sexta ola del coronavirus empieza a dar visos de haber alcanzado ya su pico y comienza a descender. Muchos esperan que baje tan rápido como subió, igual que ha ocurrido en otros países, como Reino Unido o Sudáfrica, pero hará que esperar para ver cómo evoluciona en nuestro país el índice de contagios.

Y es que, de momento, ómicron sigue causando estragos entre la población y, cada vez, son más los síntomas que produce en los infectados por esta variante. A los habituales dolores de cabeza, tos seca, congestión nasal, dolor de garganta, dolor muscular, fiebre leve o febrícula- se le ha sumado hace muy poco el dolor de oído.

Lea también: La predicción más esperada del Doctor Carballo: pone fecha a un momento clave de la pandemia del coronavirus

Ómicron está más relacionado con afecciones de las vías altas, por lo que los síntomas que más se aprecian en la actualidad con respecto a esta mutación son muy similares a los del resfriado común. Por atacar las vías altas, es muy posible que se desarrolle a raíz de ahí una molestia notable en los oídos. 

Sin embargo, de todos ellos, el síntoma que parece resultar más común entre los infectados de coronavirus es el relacionado con el dolor muscular. Es bastante habitual que las personas contagiadas se quejen durante los días en los que desarrollan la enfermedad de sentir su cuerpo dolido y cansado, una dolencia de la que algunos tardan algo más en recuperarse. 

¿Por qué duelen los músculos cuando se pilla el coronavirus?

Cuando se produce una infección vírica respiratoria, los síntomas que se manifiestan no se deben de forma directa a la acción del virus sobre el organismo sino a la respuesta que está dando el sistema inmunitario para intentar eliminarlo. El dolor de garganta, la tos, el incremento de la mucosidad o la fiebre, son síntomas asociados a la respuesta del cuerpo. Por eso son comunes a un sinfín de enfermedades víricas y bacterianas.

Lea también: El covid persistente se dispara entre los niños: estos son los síntomas para detectarlo

La mayoría de las enfermedades producen inflamaciones que terminan provocando síntomas comunes que también incluyen la debilidad, el dolor muscular y el dolor articular. Esta es la respuesta inflamatoria que causa todos estos síntomas, con independencia del patógeno que los desarrolle. A esta inflamación muscular que causa debilidad se la conoce como miositis, mientras que mialgia es el nombre que recibe el dolor en músculos y articulaciones.

Cada vez que el cuerpo responde de forma inmunitaria ante un patógeno, las células que intervienen liberan una serie de proteínas llamadas citoquinas. Las citoquinas son de distintas familias que regulan las múltiples actividades de las células del sistema inmunitario y de otros órganos. Unas sirven para señalar el sitio donde está la infección, otras para regular la respuesta que debe darse al patógeno, otras controlan la intensidad inmunitaria y hay hasta unas que regulan la reparación de daños en los órganos y tejidos.

Muchas de estas citoquinas provocan inflamación no solo en el lugar de la infección sino también en otros órganos incluyendo músculos y articulaciones. Es por este motivo por el que en gripes y otras infecciones respiratorias, incluyendo el coronavirus, se produzca dolor muscular como el que se sufre con una artritis leve. El dolor está vinculado, posiblemente, con la pérdida de músculo que se prudce por la gripe, pero también por la rotura de las fibras musculares que provocan las infecciones respiratorias.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments
No ha sido posible realizar el purgado