Estilo de Vida

El truco definitivo de las tres bolas de papel de aluminio en la lavadora

Imagen: iStock

La lavadora es uno de los electrodomésticos que más nos ha facilitado la vida. Sin embargo, pese a que usar esta máquina es teóricamente algo sencillo, conviene saber algunos trucos para sacar el máximo rendimiento: desde quitar manchar difíciles hasta la conservación de nuestras prendas.

Aquí nos vamos a centrar en la segunda idea. La vida de nuestra ropa se acorta debido a que los tejidos sufren por la cantidad de energía generada por la lavadora. Por eso, hay un truco fundamental para contrarrestar la electricidad estática y evitar que las vestimentas se dañen.

¿Por qué añadir bolas de aluminio en la lavadora?

¿Cómo hacerlo? Muy sencillo: añadir tres bolas de papel de aluminio de tamaño parecido a una pelota de golf, a la hora de hacer la colada. Sí, el mismo que utilizamos para conservar los alimentos en la nevera o envolver el bocadillo de nuestros hijos.

Lea también: Estos son los trucos para ahorrar en la factura de la luz al planchar la ropa

A continuación, se ha de seguir los pasos habituales a cada lavado: añadir detergente y suavizante y elegir programa. Con este sencillo truco, lograremos que nuestras prendas alarguen su vida útil, ya que el aluminio absorbe toda la energía eléctrica que se desprende. Por tanto, se evitará que la ropa sufra daños en el lavado.

El truco de las bolas de aluminio también sirve para la secadora

Este proceso lo podemos repetir en la secadora, que es el momento que más electricidad estática se acumula por el roce de la ropa seca. Cuánto más fricción haya, más energía se produce. Así las cosas, con estas bolas la ropa estará a salvo.

Lea también: 8 trucos para secar la ropa en invierno dentro de casa: ¿cómo evitar la humedad?

Pero, ¿cuál es el motivo? La explicación se debe a que el aluminio es un metal no ferromagnético, lo que quiere decir que no se magnetiza con facilidad. Esto es porque es un elemento químico que se obtiene de un material llamado bauxita gracias al equilibrio de hierro y silicona, junto al 98,5% de aluminio. Además, puede funcionar como conductor del calor.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin