Estilo de Vida

¿Se puede meter comida en los cines de España?: esto es lo que debes hacer si te lo impiden

  • Esta es una duda muy habitual entre los amantes del séptimo arte

Ir al cine sigue siendo uno de los planes preferidos por los españoles en su tiempo de ocio. Las salas se han enfrentado desde hace casi dos años a una de las peores crisis de su historia por la pandemia del coronavirus que ha obligado a las autoridades a imponer restricciones en las mismas. Sin embargo, muchas de ellas siguen resistiendo.

Y una de las dudas que más se plantean a día de hoy los consumidores de este tipo de eventos es si podrán entrar con comida a las salas de cine. Antes que nada, más allá de las reglas de cada establecimiento, las personas deberán informarse primero de si existe prohibición como medida de seguridad ante el coronavirus. Esto dependerá de la situación sanitaria de cada región.

Más allá de eso, la situación también es diferente en cada compañía. Pero, por ejemplo, Cine Yelmo, submarca de Cinépolis que tiene más de 500 salas digitales en España, tiene en su política de admisión una norma con la que está prohibido entrar en la sala con comida de fuera. Es más, en las instalaciones hay carteles que informan de esta prohibición.

¿Pueden los cines prohibirte la entrada de comida?

Por este motivo, muchas personas introducen en sus bolsos y bolsillos, a escondidas, todo tipo de chucherías con el objetivo de ahorrarse dinero. Muchos se quejan de los abusivos precios de las palomitas, refrescos y golosinas que los cines dispensan en su área de bar.

Lea también: Por qué debes comer piña en Navidad: estas son sus propiedades y sus beneficios

Pero, ¿es legal la prohibición de llevar nuestra propia comida y entrar con ella dentro de los cines? Pues lo cierto es que no. Con la normativa actual, que está vigente, siempre que el propio cine venda comida, todo usuario tiene derecho a llevar sus propias palomitas, o lo que quiera, desde casa.

De lo contrario, se trata de una limitación abusiva del derecho de admisión. Y es que la actividad principal de las salas de cine no es vender comida, sino exponer cintas cinematográficas. Por lo tanto, no pueden ampararse en la cláusula que ampara a los bares y restaurantes, donde sí está prohibido ir con comida de fuera porque, de lo contrario, su principal fuente de ingresos correría peligro.

¿Qué hacer si te prohiben entrar comida en el cine?

Pese a que no es legal, no son pocas las veces que los trabajadores de las salas de cine impiden entrar a personas con alimentos que no se han vendido en el establecimiento. ¿Entonces? ¿Qué se debe hacer en esos casos?

Lea también: ¿Odias la lechuga?: 8 beneficios por los que es considerada un superalimento y deberías comerla

En primer lugar, hay que tratar de llegar a un acuerdo amistoso con el empleado, pidiendo hablar con un responsable superior para hacerle saber que conocemos nuestros derechos y que, aunque lo ponga en un cartel informativo, la ley ampara la introducción de comida a las salas.

Si se mantiene la negativa, se debe solicitar la hoja de reclamaciones. Para evitar equívocos, también es conveniente hacerle una foto al cartel a modo de prueba. Una vez cumplimentada la reclamación, se debe denunciar lo sucedido en la oficina del consumidor. En ese caso, se podrá pedir una sanción económica hacia la compañía que llega hasta los 6.000 euros.

La Agencia Española de Consumo, que depende del Ministerio de Sanidad, emitió un informe en 2017 con la siguiente conclusión: "Se considera que la práctica consistente en prohibir la introducción de comidas y bebidas adquiridas en el exterior de la sala de cine, estando permitido el consumo de esos mismo productos cuando son adquiridos en su interior, es ilegal y tiene carácter abusivo". 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin