Estilo de Vida

Dónde comer la mejor tortilla de Madrid: esta es la "receta perfecta" de un éxito con envío a domicilio

  • Un empresario lanza un proyecto inspirado en el plato estrella de su abuela

La tortilla de patatas es sin duda el plato estrella de la gastronomía española y uno de los que más discusiones crea en las casas de todo el país. Y es que el debate sobre si debe cocinarse con cebolla o sin cebolla, o con más o menos huevos o patatas, divide a menudo a toda la sociedad.

Además, a la hora de salir a comer fuera, la gente pierde mucho tiempo buscando en qué restaurante cocinan una tortilla a la altura de las circunstancias. En los últimos tiempos, hay unanimidad en torno a la que puede ser la mejor tortilla de todo Madrid: la que se cocina en los fogones de La Martinuca, un local de moda en el distrito financiero de Plaza de Castilla. 

Lea también: El jamón ibérico que triunfa en Mercadona tiene un precio de 125 euros

Se trata de un proyecto que nació durante el confinamiento y que pudo materializarse el pasado mes de junio. Al frente del negocio está un hombre de 34 años llamado Víctor Naranjo, quien creó este restaurante inspirándose en su abuela Martina, de 94 y su famosa tortilla de patatas.

"Es la mejor que he probado en mi vida. Y pensé en darla a conocer y que la gente pudiera disfrutarla dónde quisiera y cómo quisiera", cuenta el joven emprendedor a El Mundo. Naranjo destaca lo difícil que fue sacar su negocio adelante en "una etapa de muchas incertidumbres", pero en todo momento sintió que era el momento para lanzarlo. 

El secreto de la "receta perfecta" de la tortilla de patatas

Cuando compartió con su abuela Martina sus deseos de montar un negocio basado en su receta de la tortilla clásica de patatas, esta le dio la clave para conseguir lo que tiempo después han considerado como "la receta perfecta": si quería triunfar, debía usar los mejores ingredientes del mercado. Víctor se recorrió toda la geografía buscando a los mejores proveedores del país. "Todo el producto es ecológico, no queremos nada que lleve aditivos ni conservantes", señala. 

Lea también: El mejor aceite de oliva del mundo es español: 10 beneficios que no conocías de este patrimonio nacional

Así pues, los huevos que utiliza en La Martinuca son de la marca Grupo Redondo de El Barranco de Ávila. "Estuve en granjas de Galicia y Euskadi, pero me convencieron éstos. La altitud de la zona hace que tengan unas características muy especiales; son más espesos y tienen un color distinto; las tortillas salen más claritas", explica el empresario. Por su parte, las patatas son de Valladolid, de la marca Meléndez y de la variedad monalisa. El aceite es de oliva virgen del tipo arbequina del Castillo de Canena y la sal, también ecológica, es de Santa Pola.

Con los consejos de su abuela y el asesoramiento del chef Joaquín Serrano, lograron crear esa receta perfecta de un éxito que ha encontrado un filón en el envío de comida a domicilio. "No somos todo lo rentables que quisiéramos aún, pero lo prioritario al principio era llegar al máximo de personas". Por este motivo han querido dar tres opciones a sus potenciales clientes: una tortilla con cebolla, otra sin cebolla y otra con cebolla confitada.

"Nosotros no destruimos la patata. La freímos hasta que queda un poco crunchy, siempre controlando mucho la temperatura. Y son muy jugosas", desvela Víctor. El precio de todas ellas, para compartir entre dos o tres personas, oscila entre los 18.90 euros y los 29.9 euros. Para los curiosos que deseen, pueden ir a probar este manjar en la calle San Leopoldo, número 8, de Madrid.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin