Estilo de Vida

Motivos por los que hacer deporte es la mejor terapia para la vuelta a la rutina

Tras año y medio de restricciones, el final del verano ha supuesto la vuelta al trabajo presencial, al cole y a la vida más o menos "normal", lo que hace que los españoles vuelvan a la rutina poco a poco. Es una buena noticia para todos, pero retomar esa cierta normalidad implica muchos cambios a los que no todo el mundo se siente preparado. Ir al gimnasio, es la mejor terapia para la vuelta a la rutina, ya que retomar los hábitos deportivos ayuda a tener más energía y sentirse mejor en todos los aspectos.

Lea también: Siete pautas para proteger el suelo pélvico mientras se practica deporte

Según datos que maneja www.nutritienda.com, la empresa on line líder en productos de salud y belleza, los gimnasios están teniendo una fuerte recuperación, con un aumento en su facturación de más de un 50 %. Después de tanto tiempo haciendo entrenamientos en solitario y online, lo que más se está demandando son las clases colectivas, de hecho, ha aumentado casi un 120 % su demanda, ya que la gente necesita interacción social después de tanto tiempo.

Casi un 30 % de los usuarios, en lo que más se fijan es en la profesionalidad del entrenador, consideran que es el punto clave a la hora de elegir la clase y el gimnasio. También valoran que las clases sean amenas, con música y dinámicas. Hacer ejercicio en grupo incrementa la motivación, el compromiso y los resultados, haciendo que el entrenamiento sea más divertido y constante. Pero antes de hacer ejercicio en grupo es necesario estar en forma ya que una mala postura puede pasar factura, Nutritienda.com da unos tips para volver al gimnasio sin lesionarse:

1. Elegir el mejor momento

Aunque no siempre es fácil, elegir el mejor momento para hacer ejercicio es fundamental. Cada persona necesita entrenar en un momento distinto, lo que puede parecer bien para algunos, a otros les va mal. No se puede elegir siempre el momento que uno quiere ya que hay muchas obligaciones a lo largo del día, las horas no cunden lo suficiente, y se suele posponer el deporte por falta de tiempo o cansancio. Hay que intentar esforzarse y sacar un hueco teniendo en cuenta que hay variaciones en el cuerpo durante el día que hacen que uno rinda más físicamente a una hora en concreto.

Hay factores que influyen como las hormonas, no se tienen el mismo nivel a lo largo del día, o la temperatura corporal que es menor a primera hora que por la noche. Este tipo de cosas influye en el deporte y en el estado de ánimo, hay veces que se tiene más energía a una hora determinada, y también es distinto el tipo de ejercicio que se haga, no es lo mismo correr, nadar o hacer máquinas, para cada cosa hay un momento. Por ello, es muy importante encontrar cuál es el ideal para cada actividad y que podamos generar adherencia y una rutina. Por ejemplo, para perder peso de forma correcta es imprescindible combinar un ejercicio de cardio con otros de fuerza, ya que, para mantener una buena masa muscular es necesario también mantener un gasto energético adecuado que nos ayudará a bajar de peso. Pensando en esta combinación, deberemos organizar el tiempo teniendo en cuenta nuestra disponibilidad y momentos de máxima energía.

2. Constancia

Lo más importante de todo a la hora de planificarse para la vuelta al gym es tener en cuenta que hay que ser constante, no vale con hacer mucho ejercicio una semana y luego no volver a pisar el gimnasio en un mes. Los resultados no se ven de un día para otro por lo que no hay que desmotivarse, hay que ser constante con la rutina de entrenamiento. No obstante, no es fácil crear una rutina de entrenamientos, por lo que deberemos empezar escuchando a nuestro cuerpo y valorando cuáles son nuestras necesidades e intereses para encontrar las opciones que mejor se adapten a nosotros. Esto es vital, ya que las fórmulas que utilizan otros pueden no servirnos.

3. Planificación

Lo primero que hay que hacer es fijar unas metas, y organizarse la semana. Hay que decidir cuántos días se quiere ir al gimnasio, cuáles son las actividades favoritas y cuál es el fin que se tiene: encontrarse bien, adelgazar, ponerse en forma, etc. Hay que planificar los días y saber que hay que ir poco a poco. La primera semana los ejercicios tienen que ser suaves e ir aumentando paulatinamente, el motivo principal es porque uno se puede lesionar, pero también porque es mejor hacer todo de forma gradual ya que si se da mucho al principio se corre el riesgo de dejarlo al poco tiempo.

4. Estiramientos

Lo primero que hay que hacer antes de cualquier sesión deportiva es un buen calentamiento. El estiramiento es una parte fundamental del ejercicio ya que mejora el rendimiento, evita lesiones, se gana flexibilidad, reduce las molestias y dolores y favorece la recuperación muscular. A veces no se estira por falta de tiempo, pero es muy importante tomárselo en serio, con unos simples ejercicios variados es suficiente. Antes de cualquier clase en grupo hay que ganar resistencia y flexibilidad, fundamentales para no lesionarse. Cuando se termina el ejercicio también hay que estirar para que el cuerpo se enfríe poco a poco.

5. Postura correcta

Durante el entrenamiento es fundamental tener la espalda en posición correcta, cualquier mala postura puede pasar factura. La espalda tiene que estar bien colocada, no hay que hiperextender ni flexionar la columna. Tener la espalda recta no significa tener una línea recta perfecta sino la posición natural o columna neutra. Los pies siempre tienen que estar apoyados para no generar tensión en los flexores de cadera, y no bloquear las articulaciones, ya que tienen que ser los músculos los que se encarguen de estabilizar y proteger las estructuras de las articulaciones. Una vez se tenga la postura correcta hay que hacer los ejercicios bien, hay que estar concentrado, ya que el ejercicio comienza en el cerebro que se transmite por el tejido nervioso hasta la fibra muscular. Se debe hacer siempre todo el recorrido del ejercicio para no lesionarse atendiendo bien a la técnica del ejercicio. Si somos novatos, una buena forma de empezar es consultar con un profesional cómo se hacen correctamente los ejercicios para conseguir manejar la técnica y evitar posibles problemas musculares.

6. Descanso

Durante el entrenamiento deportivo el descanso reparador es fundamental, no solo para recuperar los músculos y tejidos tras el entrenamiento, si no que para mejorar el rendimiento deportivo. Durante el entrenamiento los músculos sufren micro roturas que en el momento del descanso se regeneran y se reconstruyen las fibras musculares, esto es debido a que el cuerpo mientras duerme segrega ciertas hormonas como la testosterona, la hormona del crecimiento y la melatonina que son fundamentales para la recuperación. Sin un descanso eficaz, esas hormonas no se producirán correctamente y como consecuencia no se realizará una correcta recuperación. Es importante dormir y descansar las horas necesarias para que el cuerpo responda a todos los niveles: físico, mental y emocional.

Es recomendable dormir entre 7 y 9 horas para recuperarse adecuadamente, y si es posible no hacer ejercicio intenso durante dos o tres horas antes de acostarse. Hay que tener una rutina de sueño y acostarse a una hora parecida todos los días, evitando comidas copiosas antes de dormir y el uso de teléfonos, tv y pantallas justo antes de ir a la cama. Además de descansar bien hay que respetar unos días de reposo, hay que alternar el ejercicio con el descanso para que el cuerpo se recupere, si no se corre el riesgo de lesionarse.

7. Alimentación

Ya, por último, y no menos importante, es tener en cuenta la alimentación. Si uno está motivado para hacer ejercicio constante hay que llevar una alimentación adecuada para mantenerse en forma. Hay que comer de forma saludable, entre cuatro y cinco veces al día, para tener energía y que el ejercicio no pase factura a nuestro cuerpo. Para encontrarse bien hay que consumir proteínas, pero no solo eso, sino que no se debe olvidar el consumo de hidratos de carbono que son los responsables de la reserva de glucógeno muscular para ejercicios de resistencia y para la recuperación.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments