Chance

La boda de Marcos de Quinto y Angélica de la Riva de lo más movida

MADRID, 1 (CHANCE) Como era de prever la boda de Marcos de Quinto y la soprano cubano-brasileña Angélica de la Riva no fue un cuento de hadas como todos novios hubieran deseado y como ha podido ser testigo CHANCE.


MADRID, 1 (CHANCE)

Como era de prever la boda de Marcos de Quinto y la soprano cubano-brasileña Angélica de la Riva no fue un cuento de hadas como todos novios hubieran deseado y como ha podido ser testigo CHANCE.

La pareja se daba el sí quiero el pasado sábado 30 de septiembre en la espectacular catedral de Cuenca a las 19 horas de la tarde para después celebrarlo en el Parador con sus familiares y amigos invitados más queridos entre los que se encontraban parte directiva de Coca-Cola, Laura Escanes y su marido Risto Meijide o Sandra Ibarra y el periodista Juan Ramón Lucas que buena cuentan pueden dar de su amor tras 13 años de relación.

Los primeros invitados en llegar eran los que fueron sus trabajadores de Coca-Cola de la fábrica madrileña que no querían faltar para expresar sus sentimientos ante el cierre de la planta: "Un trabajador vio en las redes sociales que De Quintos se casaba y se le ocurrió promover una concentración pacífica con el fin de que continúe la visualización de nuestro conflicto" como explicaba Daniel Campos, delegado sindical de Comisiones Obreras en Fuenlabrada, a Jaleos de El Español. Y así fue... allí estuvieron con camisetas rojas con logotipos que recordaban a la película de 300: "Espartanos de Coca-Cola Au, Au, Au"... o frases que nada tienen que ver con el Rey Leonidas y sus chicos del estilo: "No nos domaron, no nos doblegaron, ni nos van a domesticar" reclamando que se cumplan las sentencias y que 7.300.000 euros no se solucionan las cosas según sus peticiones.

Desde el primer momento, micro en mano, los trabajadores de la empresa de bebida de refrescos, jalearon a las puerta de la boda pacíficamente, expresando su indignación respecto al exvicepresidente de Coca-Cola y haciendo comentarios que poco le hubiera gustado oír al exnovio de Candelas Sastre (hermana de la modelo Inés Sastre) o Teresa Viejo el día de su boda: "Nos has jodido la vida", "Nos tienes en Guantánamo" o "Dirigente indecente" y algún que otro insulto hacia su persona.

Poco a poco fueron llegando los invitados que lo hacían hasta la plaza de la catedral tanto en taxi, coche y autobús que intentaban hacer caso omiso al escrache producido durante el consabido enlace.

Risto Mejide y Laura Escanes -guapísima con un vestido de encaje de guipur en color berenjena de Ze García- entraban sin hacer mucho ruido como Lucas y Sandra Ibarra que destacó por su elegancia y su precioso bolso. Las caras de los invitados eran más serias de lo habitual en un enlace hasta que llegó Marcos de Quinto de 58 años acompañado de su madre. De Quinto hizo de tripas corazón y llegó de lo más sonriente con su madre que elegió un elegante diseño en azul pavo real o klein. El exvicepresidente de Coca-Cola y asesor de la misma hasta el próximo mes de septiembre de 2018 y consejero de Telepizza mantuvo el tipo y siguió sonriendo hasta entrar en el interior de la ansiada iglesia; y eso que tuvo que escuchar como jaleaban: "La brasileña tiene mucha nuez"...

Sin embargo, la soprano de 44 años no tuvo que escuchar el canto que le realizaron ya que los trabajadores concentrados lo evitaron a su llegada. No sabemos que pensaría Angélica de la Riva en ese momento porque como si no pasara nada, tras subir la escalinata con su pomposo vestido, se giró hacia la plaza y con la mejor de las sonrisas saludó con la mano y dedicó una gran sonrisa a todo el mundo que estaba en la plaza...

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin