Chance

Carlos Moyá: "No descartamos que en unos años nos vuelva a apetecer cambiar pañales"

MADRID, 23 (CHANCE/IRENE DÍAZ) Centrado en su último reto deportivo como entrenador, Carlos Moya ha hecho un alto en su apretada agenda para celebrar el cierre de la campaña Cada Gota Cuenta de Fairy en la que ha participado. Se trata de una iniciativa solidaria con la que se ha conseguido donar un total de 80.000 comidas a favor de la Federación Española de Bancos de Alimentos. Felizmente casado con la actriz Carolina Cerezuela, madre de sus tres hijos, no duda en aplaudir el salto a la música que acaba de dar la presentadora.

MADRID, 23 (CHANCE/IRENE DÍAZ)

Centrado en su último reto deportivo como entrenador, Carlos Moya ha hecho un alto en su apretada agenda para celebrar el cierre de la campaña Cada Gota Cuenta de Fairy en la que ha participado. Se trata de una iniciativa solidaria con la que se ha conseguido donar un total de 80.000 comidas a favor de la Federación Española de Bancos de Alimentos. Felizmente casado con la actriz Carolina Cerezuela, madre de sus tres hijos, no duda en aplaudir el salto a la música que acaba de dar la presentadora.

CARLOS MOYÁ: "LLEVO DESDE LOS DIECINUEVA AÑOS VIVENDO SOLO Y COLABORO EN LAS LABORES DEL HOAR"

CHANCE (CH): Cuando la causa es solidaria se hace hueco en la agenda...

CARLOS MOYÁ (CM): Sí, sin ninguna duda. Siempre es bueno aportar nuestro granito de arena y es lo que hemos intentado hacer.

CH: ¿Qué habéis conseguido con esta acción solidaria?

CM: Hemos conseguido 80.000 menús para la Federación Española del Banco de Alimentos. En los tiempos que corren creo que esta muestra de solidaridad por parte de Fairy hay que valorarla mucho. Tanto Carolina como yo estamos encantados de estar presentes en este evento.

CH: ¿Participas en las tareas del hogar?

CM: Sí, claro. Llevo desde los diecinueve años viviendo solo y las tareas del hogar las tienes que hacer, entre ella lavar los platos con Fairy.

CH: Con una familia numerosa es importante dividir las tareas...

CM: Sí, con tres niños hay que arrimar siempre el hombro. Son épocas en las que hay mucho cambio de pañales y biberones, cuando son pequeños es lo que toca.

CH: Tanto Carolina como tú estáis con mucho trabajo, ¿cómo os compagináis?

CM: Bien, se puede compaginar perfectamente. Intentamos que cuando yo viajo ella esté en casa y al revés. Alguna vez es inevitable que los niños se queden con los abuelos, pero ocurre muy poco. De momento lo estamos llevando bien y estamos reanudando nuestra actividad, sobre todo ella que ha estado cinco años plenamente dedicada a la cría de sus hijos y a verlos crecer. Yo también he intentado estar siempre ahí, ahora nos toca retomar la actividad.

"NO ME SORPRENDE LO BIEN QUE LE VA A CAROLINA COMO CANTANTE"

CH: ¿Os plantáis con tres?

CM: Ni nos plantamos ni decimos que no a más. De momento estamos esperando un poquito, los niños son muy pequeños todavía y han sido tres embarazos seguidos. Ella está retomando su actividad con el mundo de la música y yo como entrenador de tenis. No descartamos que en unos años nos vuelva a apetecer volver a la época de cambiar pañales y de dormir poco. De momento estamos bien así.

CH: A ti no te habrá sorprendido verla cantar...

CM: No, me está sorprendiendo lo bien que le está yendo. Es un sueño que ella tenía desde siempre pero nunca había tenido la oportunidad. Está muy ilusionada, contenta y creo que lo hace super bien. He estado desde el inicio y es muy bonito ver cómo ahora han sacado un disco y hacen conciertos. Es bonito ver que le está yendo tan bien.

CH: La apoyas mucho...

CM: Sí, he intentado prestarle todo mi apoyo desde el principio. Es un mundo que desconozco pero estamos con alguien que lleva toda la vida en la música como Jaime Anglada. Él conoce todo y da mucha seguridad. Estamos en muy buenas manos, ella está encantada y yo contento de ver que está haciendo algo que le ilusiona. Nadie conocía esa faceta y lo hace muy bien.

"HAY MÁS POSIBILIDAD DE QUE LOS NIÑOS SEAN CANTANTES QUE TENISTAS"

CH: Siendo su marido, ¿se puede ser objetivo?

CM: Es difícil (ríe). Hay una parte de sentimientos que es muy difícil aislar, pero intento decirle lo que veo como espectador. En algunas me hace caso y en otras diré obviedades. Jaime es el mayor experto que hay, el que mejor conoce este mundo. Es difícil dejar de lado los sentimiento y ser objetivo.

CH: ¿Qué tal se manejan tus hijos con la raqueta?

CM: De momento no, hay más posibilidad de que sean cantantes y no tenistas (ríe). Los tres se saben ya casi todo el disco de lo mucho que lo han escuchado. El niño es el más activo con la raqueta y la guitarra, pero la niña no. No les presiono para nada, ellos ven raquetas y pelotas por casa y saben que su papá juega a tenis. A veces vienen a torneos de exhibición pero no los presiono. Cuando el niño me pide jugar me voy a jugar un ratito con él.

CH: Profesionalmente, ¿cómo te encuentras?

CM: Estoy de entrenador con Raonic, un jugador canadiense con muchísimo potencial. Son unas quince semanas de viaje al año y es volver al mundo que yo conozco. El mundo en el que me he criado, he tenido mis éxitos y lo que únicamente conozco. Estoy contento. Empezamos en enero y espero que vaya muy bien, esto es como un maratón. Para mí es algo nuevo aportar conocimiento y experiencia a alguien que está casi arriba del todo.

"ECHO DE MENOS LA ADRENALINA DE LA ALTA COMPETICIÓN"

CH: ¿Es más fácil jugar o enseñar?

CM: Creo que enseñar. Todo tiene su dificultad pero no hay que olvidar que el genio es el jugador. El entrenador puede aportar cosas, pero quien tiene que tener el talento, las ganas y la motivación es el jugador. Si pudiese hacer todo lo que digo como entrenador todavía seguiría jugando yo (ríe). Ningún entrenador es más grande que el jugador o el equipo, pero para mí es bonito vivir esta experiencia.

CH: ¿Echas de menos la alta competición?

CM: Sí, lo que echo de menos es la adrenalina de la competición, que ahora la vivo fuera de la pista y a veces también como jugador en las exhibiciones que voy haciendo. Uno siempre tiene en los genes la victoria y la competitividad. Es verdad que todo lo demás no se echa de menos, los viajes y la dedicación que requiere estar en alto nivel la gente no lo ve. Eso ahora mismo no podría soportarlo.

CH: Lo has cambiado por dedicarte a tu familia...

CM: Sí, no es un sacrificio, sino que cada edad tiene sus cosas. Hasta los treinta y poco estuve plenamente volcado en el tenis, pero pensé que era el momento de cambiar un poco. Todo llega a su fin y la carrera del tenista es corta. Cada época tiene su forma de vida y la mía era estar con mi mujer, mis hijos y verlos crecer sanos. No puedo decir que eche de menos mi carrera porque lo que estoy viviendo ahora son experiencias nuevas que hacen que cada día tenga sentido.

"EN ESPAÑA ESTAMOS TENIENDO UN PROBLEMA AL RENOVAR LAS ESTRELLAS DEL TENIS"

CH: Después de tantos años junto a Carolina, ¿con qué te quedas de ella?

CM: Con todo. Con las sorpresas que te va ofreciendo día a día, como ahora la música. Es difícil caer en la rutina con alguien como ella y con tres hijos pequeños, cada día es algo nuevo. Hay poco tiempo para la rutina y eso es lo que hace que mantengamos viva esa llama en la pareja. Creo que al admirarse el uno al otro es muy importante, y tener objetivos en común como los tenemos con nuestros hijos.

CH: Mirando el panorama actual del tenis, ¿con quién te quedas?

CM: En España estamos teniendo la dificultad de encontrar un relevo a las estrellas que tenemos desde hace tantos años. No se ve un claro relevo a Nadal, Ferrer o Feliciano. Vamos a pasar unos años difíciles porque estamos mal acostumbrados, desde hace veinticinco años hemos tenido jugadores que aspiraban a ser número uno. Cuando se retire Rafa se va a perder un poco, pero tenemos buenas escuelas, buenos profesionales y hay buena cantera. Será difícil igualar lo que tenemos ahora.

CH: En Francia se pondrán contentos...

CM: No generalizaría en toda Francia sobre esa envidia que podamos sentir que nos tienen. Son ataques personales de gente que no representa todo un pueblo. He ido por la calle con Rafa en París y no puede ni andar de lo que la gente la admira. Él ha sido elegido el deportista mundial del año en Francia. Eso hace ver que también nos admiran y nos tienen envidia sana de lo bien que va el deporte en España. Siempre hay gente que tiene sus pensamientos, pero para mí no son representativos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud