Casas Reales

Froilán se enfrenta a un verano tenso de discusiones con sus padres

Froilán, disfrutando de los toros en Las Ventas.

El curso escolar en EEUU ya ha acabado. Y a Felipe Juan Froilán, el hijo mayor de la infanta Elena, le ha faltado tiempo para coger un avión de vuelta a España. 

El apego de Froilán con su país es evidente, ya que en los dos años en los que ha permanecido internado en una escuela militar de EEUU ha regresado a España en todos los períodos vacacionales para reunirse con su familia y amigos. 

El fin del bachillerato en Norteamérica abre una nueva etapa en la vida del hijo mayor de Elena de Borbón, marcado por un solo deseo: el regreso definitivo para cursar estudios universitarios en Madrid. 

Sin embargo, de igual manera que fue enviado a EEUU para evitar la ingente atención mediática que acaparaba, ahora sus padres prefieren mantener a Froilán alejado del foco y a salvo en una universidad norteamericana. El nieto de los reyes eméritos se ha negado en rotundo, y esto ya ha provocado varias discusiones en el seno familiar. 

Mientras que Elena de Borbón podría mostrarse algo más flexible y considerar el deseo de su hijo de estudiar Empresariales o Márketing en centros privados de prestigio como Icade o Cunef, Jaime de Marichalar no quiere ceder. 

Froilán comenzó a llamar la atención de los medios por algunos incidentes protagonizados en su adolescencia y su fama de rebelde y problemático, algo que preocupó mucho a la hija de Juan Carlos I y al duque de Lugo. En su último viaje a España, esta Semana Santa, fue grabado manteniendo un momento de tensión con otros jóvenes en una discoteca, y el vídeo se filtró en horas a la prensa del corazón. 

Las discusiones continuarán ya que la decisión definitiva aún no está tomada. Queda el verano por delante y las vacaciones de Froilán. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin