Casas Reales

Los momentos más tristes de la Reina

  • Con la muerte de su hermana Erika, Letizia vivió el momento más duro

Doña Letizia vuelve a enfrentarse a un momento muy difícil de su vida: despedirse de un ser muy querido para ella y a la vez consolar a su madre, y decirles a sus hijas que su bisabuelo ya no está. Con el abuelo Francisco Rocasolano se va un apoyo importante para la reina. Por desgracia, ya hemos tenido ocasión de ver a Letizia mostrando su fuerza y su entereza, aunque también su lado más sensible, en otros capítulos trágicos para ella y su familia.

El primero de ellos, en 2005, fue la pérdida de su abuelo paterno, José Luis Ortiz, de 82 años. Padecía una dolencia pulmonar y vivía en Sardéu, un municipio asturiano cercano a  Ribadesella. Dejó viuda a su esposa, Menchu Álvarez del Valle, la abuela periodista que inyecto la vocación en su nieta Letizia.

Dos años después, Letizia atravesó la pérdida más inesperada y quizás también más dolorosa: la muerte de su hermana pequeña, Erika Ortiz, el 7 de febrero de 2007. El cuerpo sin vida de su hermana fue encontrado en su piso de Vicálvaro (Madrid) y trasladado al Anatómico Forense, donde se le realizó la autopsia. Tenía 31 años y dejaba una niña pequeña y al padre de ésta, su pareja Antonio Vigo.

Solo un año después, en junio de 2008, falleció la abuela materna de la reina, Enriqueta Rodríguez. La que fuera esposa del hoy fallecido Francisco Rocasolano sufría problemas coronarios. Tenía 90 años y llevaba días ingresada en el hospital Gregorio Marañón de Madrid.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin