Casas Reales

Todo lo que sabemos de la ONG que ha recibido 2,3 millones del fondo vinculado a Juan Carlos I

Juan Carlos I saluda a Felipe González en presencia de Pedro Sánchez.

JMR 2004 Trust es el misterioso instrumento financiero vinculado a Juan Carlos I y creado en el paraíso fiscal de la isla de Jersey, en el Canal de la Mancha, que ha recibido más de dos millones de libras (2.334.000 euros). La donación procede de un fondo propiedad del historiador y exbanquero Joaquín Romero Maura fallecido en 2022 en una residencia de ancianos de Zaragoza, según publica El País este martes. Los beneficiarios, el British Council Refugee (BCR), son una organización de ayuda a refugiados políticos del Reino Unido.

Los directivos del BCR han tardado seis meses en decidir si aceptaban la donación de 16 millones. El origen de esta fortuna ligada al padre de Felipe VI no se ha explicado. La Fiscalía Anticorrupción investigó este trust para determinar si el dinero era del rey emérito. Hasta 2004 y durante casi una década, el entonces rey Juan Carlos I fue el titular de los fondos. Los 2,3 millones corresponden al primer pago del legado de Romero Maura, que los administradores del trust han enviado a los gestores del British Council Refugee, cuya sede se levanta en un sencillo edificio de cristal de tres alturas en Stratford, al este de Londres, según lo publicado por el citado periódico. La organización utilizará estos fondos para ayudar a refugiados y personas que buscan asilo.

Exbanquero e historiador

El exbanquero e historiador comunicó en 2005 por escrito su deseo de que tras fallecer él y su esposa se destinara todo el dinero a la atención social y especialmente a los niños. Tras fallecer su mujer, el hombre que recibió la fortuna del entonces jefe del Estado vendió su casa en Suiza y se retiró a un pueblo del Périgord, al suroeste de Francia. Una enfermedad le obligó a ingresar en la residencia Ballesol de Zaragoza donde falleció después de recibir la atención y compañía de sus dos hermanos residentes en esa ciudad. Hasta su muerte, Romero Maura guardó uno de los secretos más comprometidos del anterior jefe del Estado: la creación en 2004 en un despacho de abogados en el número 50 de la calle La Colombière, en la capital de Jersey, de un trust con sus iniciales y 14.923.604 euros cuyo origen sigue sin aclararse.

Romero Maura tenía 81 años cuando murió. Fue profesor de Historia en la universidad de Oxford y no tuvo hijos. En su testamento dejó los 10 millones del trust y todo su patrimonio: una cuenta en Suiza y dos casas en el Reino Unido (Londres) y en Francia (Périgord) con sus plazas de garaje, valoradas en otros cinco millones de libras (5.844.000 euros), según reconoce la organización y confirma una familiar del donante.

Los administradores enviarán cada año una cantidad a la ONG tal y como dejó estipulado en su testamento el donante, antiguo hombre de confianza del rey emérito. Anteriormente, la fortuna pasó por otros diez bancos, todos en paraísos fiscales, y sus departamentos de cumplimiento hicieron investigaciones internas sin poder determinar el origen del dinero. En todos los casos hubo sospechas sobre el origen del dinero y se puso en peligro el riesgo reputacional que suponía.

Parte de los fondos proceden de la liquidación de otros dos trusts creados en 1995 y 1997 por Manuel Prado y Colón de Carvajal, amigo íntimo del rey. En ambos instrumentos financieros, el entonces jefe del Estado era el único beneficiario del dinero. Y esta fortuna procedía de una sociedad radicada en las islas Vírgenes Británicas, según documentación bancaria. A esta cuenta fueron a parar donaciones de personas no identificadas que apoyaron entre los años cincuenta y setenta a Juan Carlos I. La aportación más importante se produjo en 1999 por parte de Simeón de Bulgaria. Transfirió nueve millones de dólares (8.384.572 euros).

Los fiscales del Tribunal Supremo archivaron la investigación sobre estos caudales al no hallar indicios que vincularan a The JRM 2004 Trust con Juan Carlos I, "ni en su gestión ni en la capacidad para disponer de los fondos". Desde su constitución en 2004 el rey emérito no fue su beneficiario, ni consta que haya recibido cantidad alguna de sus cuentas

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud