Casas Reales

La reina Camilla se toma un descanso tras el diagnóstico de Carlos III: se va de vacaciones

El diagnóstico de Carlos III ha pasado factura a la reina Camilla. Desde que el Palacio de Buckingham anunció el pasado 5 de febrero que el monarca británico tenía cáncer, la reina intensificó sus deberes reales. Tras 13 compromisos institucionales, Camilla se tomará unos días de descanso. Una decisión que ha sido apoyada por Carlos III.

"Él verá que está agotada. Camilla ha tenido una gran preocupación por la salud de su marido, pero también ha sido ella la que ha tenido que adaptarse a la apretada agenda de compromisos reales, además de querer estar ahí para él y Kate", han revelado este domingo desde Daily Mail.

La mujer del rey de Iglaterra se irá de vacaciones al extranjero en un vuelo privado este lunes 4 marzo. Sus días de desconexión durarán hasta el próximo 11 de marzo, día en el que tendrá que encabezar la Commonwealth en la Abadía de Westminster. En esta cita se prevé que falten Carlos III y Kate Middleton, que continúan de baja.

Este 'parón' de Camilla llega tras la repentina ausencia del principe Guillermo en la misa homenaje a Constantino de Grecia en Windsor. 45 minutos antes del acto, el heredero comunicó que no podía asistir por "asuntos personales". Esta ausencia aumentó los rumores sobre el misterioso estado de salud de Kate Middleton.

El hermetismo que la Casa Real británica mantiene en torno a la princesa de Gales no hace más que alimentar las incógnitas sobre cómo está verdaderamente su estado de salud. Cuando fue intervenida el pasado 16 de enero, se limitaron a explicar que la mujer del príncipe Guillermo se había sometido a una cirugía abdominal. La institución también se vio obligada a aclarar que no se trataba de un cáncer. Pero nada más. Lo que le pasa realmente a Kate Middleton no se explica desde la instución real.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud