Casas Reales

Muere Fernando Gómez Acebo, primo del rey Felipe VI, a los 49 años

  • Arrastraba problemas de insuficencia respiratoria desde hacía tiempo
  • Estaba casado con la griega Nadia Halamandari y era padre de un hijo

Terrible noticia para la Casa Real española. Fernando Gómez Acebo, hijo de la fallecida infanta Pilar y, por tanto, sobrino del emérito don Juan Carlos, ha fallecido este viernes a los 49 años. El empresario arrastraba desde hace tiempo problemas respiratorios que se han agravado en los últimos meses y su familia ha confirmado a última hora de este viernes su fallecimiento, según Vanitatis.

Hace solo un mes, los rumores sobre la salud de Fernando Gómez Acebo no eran nada halagüeños: "Tiene problemas de bronquios y el otro día estuvieron a punto de hacerle una traqueotomía porque se le ha complicado con la gripe A y covid", aseguró el periodista Carlos Pérez Gimeno en La mañana de Federico.

Apodado de forma cariñosa como 'Coco', Fernando era el hijo más pequeño de Luis Gómez Acebo y la infanta Pilar, que falleció hace solo cuatro años por un cáncer de colon. Discreto y muy familiar, estaba muy unido a sus hermanos: Simoneta, Juan, Bruno y Beltrán. Estaba ligado a los negocios familiares, como Lietama Comunicación Integral, y ha ejercido como socio de Gavijosa Finanzas, una sicav que perteneció a su madre.

Dos mujeres y un hijo

La vida amorosa de Fernando fue agitada. Se casó en primeras nupcias en 2004 con Mónica Martín Luque, una boda a la que acudieron los eméritos y también los reyes Felipe y Letizia. El matrimonio anunció su separación siete años después por "incompatibilidad de caracteres".

Cinco años más tarde, Fernando recuperó la ilusión al lado de la periodista griega Nadia Halamandari. Se dieron el "sí, quiero" en una discretísima ceremonia celebrada en Atenas, solo cuatro días antes de convertirse en padres de su primer y único hijo, Nicolás. Los rumores de separación les persiguen desde 2017, aunque en ese momento fueron desmentidos por el propio 'Coco': "Es cierto que vivimos separados, pero de ahí a que hayamos firmado una separación o un divorcio, hay un abismo". Y añadía: "No es la mejor situación en la que podemos estar pero bueno, es lo que hay. ¿Qué se puede hacer para arreglarlo? Ahora mismo poco, pero las cosas son como son. La vida es así y tampoco es ningún drama ni vamos a rasgarnos las vestiduras".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud