Casas Reales

Felipe VI, sin Letizia, venera el Cristo de Medinaceli: la basílica a rebosar y los fieles con sus móviles

Con la basílica a rebosar, fieles con sus móviles en alto y el himno nacional con el sonido del órgano. Felipe VI ha venerado la imagen de Jesús de Medinaceli en la iglesia madrileña este viernes 1, primero de mes, tal y como manda la tradición. Al salir, el monarca ha recibido el cariño y el saludo de vecinos devotos y se ha dejado fotografiar con ellos. De fondo se oía "viva el Rey" y "Felipe" y aplausos de la gente. Ha sido una visita de carácter privado y fuera de agenda.

Don Felipe, sin Letizia, ha visitado la basílica del Cristo de Medinaceli siguiendo la tradición de la Familia Real. Ha accedido por el pasillo central. Al llegar a la talla, el Rey se ha santiguado y se ha inclinado para besar el pie derecho. Después, ha vuelto a persignarse. Iba acompañado por el superior de los frailes capuchinos, orden que custodia el Cristo en el altar.

Durante la visita, de veinte minutos, don Felipe ha mantenido un encuentro en la sacristía con los padres capuchinos y algunos miembros de la Cofradía de Jesús de Medinaceli. Se han oído aplausos. Tras el monarca, caminaba junto al equipo de seguridad, el jefe de la Casa, Camilo Villarino, sucesor del saliente Jaime Alfonsín.

Anteriormente, el jefe del Estado cumplió con esta visita en 2018; y hace 20 años, en 2004, se trasladó con doña Letizia, pocos meses antes de su boda.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud