Casas Reales

Dicen que Kate Middleton se encuentra "bien" pero nadie explica qué le ocurre mes y medio después de ser operada

El hermetismo entorno a la enfermedad de la princesa de Gales y su estado de salud continúa generando malestar entre los británicos y también en los medios nacionales. Este martes, la ausencia de Guillermo de Inglaterra en el funeral de Constantino de Grecia, un acto solemne que ha reunido a toda la realeza europea, ha hecho saltar las alarmas de nuevo. Buckingham Palace se ha visto obligado a dar explicaciones, pero un escueto "Kate Middleton está bien" no es suficiente.

Hace ya mes y medio que no existe una sola imagen de la princesa. Anunciaron su ingreso en el London Clinic para ser sometida a una cirugía abdominal programada sin más detalles. Permaneció trece días en el centro médico y fue trasladada a Adelaida Cottage, su finca en el campo, bajo estrictas medidas de seguridad. No hay diagnóstico, no hay pautas de recuperación, no hay partes médicos informando sobre la evolución de la que, en el futuro, será reina de Inglaterra. Tampoco fotografías, ni siquiera de carácter amable, con sus hijos, su marido o leyendo las cartas que recibe a diario con deseos de recuperación, como las que vimos hace menos de una semana del rey Carlos III, emocionado entre tantas muestras de cariño. La preocupación es cada vez más evidente: ¿qué está pasando con Kate Middleton?

La casualidad ha hecho que la princesa enferme al mismo tiempo que su suegro y el tratamiento informativo de la enfermedad de Carlos III ha sido diametralmente opuesto. Su posición, obviamente, no es la misma, pero en su caso sí anunciaron que padecía cáncer, que le fue diagnosticado tras su operación de próstata y que comenzaba con una terapia médica que le mantendría alejado de la vida pública varias semanas. Después, hemos podido ver al monarca en varias ocasiones entrando y saliendo del hospital, así como en una audiencia privada con el primer ministro británico Rishi Sunak. Hace solo cinco días, Buckingham Palace distribuyó unas imágenes del rey en su despacho, con buen aspecto y emocionado al leer todas las cartas que le llegan de todas partes del mundo deseando su pronta recuperación.

Los rumores no censan

La falta de información sobre la salud de Kate Middleton ha generado desconcierto, preocupación y también un sinfín de rumores, avalados por expertos, sobre cuál podría ser la causa de su prolongada baja. Los primeros apuntaron a una histerectomía, una cirugía por la que se extirpa el sistema reproductor femenino (útero, ovarios y trompas de Falopio). Más tarde se habló de la enfermedad de Crohn, una enfermedad crónica que causa inflamación en el tracto digestivo a la que corresponde, según tribunal médico, un 33% de grado de discapacidad en casos moderados y hasta un 65% en los más graves.

Concha Calleja, experta en Casas Reales, aseguró que la princesa "va evolucionando no todo lo favorable que la casa real querría que fuera". Y añadió: "Una prueba es que no tenemos una sola imagen. Una cosa es que no acuda a presidir un acto, y otra cosa es ver una imagen tierna como hemos viso del rey (Carlos III). Esta imagen no se ha producido por algo". Calleja se reitera en su versión de que hubo "una complicación en el post operatorio. La operación fue grave en sí misma, pero en el post operatorio hubo complicaciones más graves y tuvieron que inducirle el coma". Una información que ha sido desmentida por algunos medios, como The Times.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud