Casas Reales

Letizia y su gesto cariñoso con el hijo de Pablo de Grecia y Marie-Chantal en la misa por Constantino

Doña Letizia es la Reina cercana. Cada gesto, cada sonrisa o cada mirada van en sincronía. Le encanta hablar con los jóvenes. Conecta de forma sutil, casi inmediata. Un magnetismo generacional que le viene impulsado por sus hijas, Leonor y Sofía. Su conexión con los centennials es por eso tan natural.

Nada más ocupar su asiento en el banco de la capilla de Windsor, en la tercera fila, los Reyes han visto a los hijos de Pablo de Grecia, jefe de la casa griega, y su mujer, Marie-Chantal Miller, y se han saludado. Las cámaras han recogido un saludo muy cariñoso de don Felipe y doña Letizia con Aquiles, que estaba sentado con su hermana, Olympia. Junto a él también estaban Carlos Morales y la princesa Tatiana de Grecia.

La misa en memoria por Constantino ha tenido lugar este martes 27 de febrero en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor, lugar de culto real y capilla de la Orden de la Jarretera.

Los Reyes han hecho su llegada juntos. Letizia iba caminando del brazo de Felipe VI. Se sujetaba el cuello de la capa con una mano en gesto de abrigo. Ha combinado la pieza, de Carolina Herrera, con un vestido lápiz de color azul tinta. Un tono en el que ha coincidido con la reina Camilla, con Nina de Grecia y Olympia, entre otras invitadas.

Al entrar a la capilla, el mismo templo donde está enterrada la reina Isabel II, los Reyes han saludado con dos besos a doña Sofía, que ocupaba su banco junto a su hermana Irene y el resto de la familia griega. Se encontraban en primera fila. A la derecha de la Reina emérita, estaban el príncipe Felipe, con quien ha mantenido una larga conversación, y la princesa Teodora de Grecia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud