Casas Reales

Histórica foto de Felipe VI y Juan Carlos I juntos: el emérito se apoya en su hijo ante la mirada de Letizia

Reunión en Londres de tres familias de la realeza: los Borbones, los Windsor y la familia griega. Don Felipe y doña Letizia han asistido a la misa funeral en memoria de Constantino. Un servicio religioso que ha favorecido su reencuentro con los Reyes eméritos. Ha sido este martes 27 de febrero a las 11:00 de la mañana (hora local y a las 12:00 horas española) en el capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor. La fotografía del día se ha producido a la salida del servicio de Acción de Gracias. Don Juan Carlos, con su bastón en la mano derecha, se ha apoyado en el brazo de su hijo, ante la mirada de Letizia, que se encontraba a dos pasos de ellos. Tanto hemos debatido y especulado sobre la imagen de los dos reyes juntos y nos ha llegado delante de la puerta de la iglesia frente a todas las cámaras. Hemos visto un gesto muy parecido entre padre e hijo dentro de la capilla.

Los Reyes de España han hecho su aparición antes de las 12:00. La escaleta de la llegada estaba muy medida para que no coincidieran con los Reyes eméritos. No se ha producido esa imagen del saludo juntos, pero sí en los bancos del interior de la capilla. Don Felipe y doña Letizia han compartido asiento con don Juan Carlos, que ha ocupado su puesto junto a la princesa Benedicta de Dinamarca, hermana de Ana María de Grecia. Doña Sofía, que ha viajado con su hermana Irene, no estaba con su marido sino con su familia griega ocupando el primer banco.

Don Felipe y doña Letizia, que al entrar se ha quitado su capa negra de cuello de pelo de Carolina Herrera, han saludado a doña Sofía e Irene y al resto de la familia. Después, han ocupado su asiento en tercera fila junto al emérito. Doña Sofía ha optado por combinar su conjunto de pantalón negro con un abrigo azul tiza.

Elegantísima Marie-Chantal

Los primeros en llegar han sido Pablo de Grecia, jefe de la casa griega, y su mujer, Marie-Chantal, que ha escogido un elegantísimo vestido de color rojo vino a juego con la capa y sus salones. Llamativo, el color rojo. Detrás, iban sus hijos, Olympia, con un vestido midi azul tinta; Aquiles, Constantino y Odiseo. También hemos visto a Felipe, hermano de Pablo, con su esposa, Nina, que ha optado también por el discreto azul tinta en un diseño de dos piezas: falda lápiz con vuelo en la rodilla; y chaqueta de corte trapecio.

En representación de los Windsor, la reina Camilla. La consorte se ha sumado al azul marino en un súper British estampado de raya diplomática. Combinado con el look, su sombrero de ala ancha y detalle de pluma. Y guantes, que ha llevado también en la misa. Ha sido el dean de Windsor, el reverendo Christopher Cocksworth, quien la ha recibido a pie de coche, un Rolls de la Casa. Junto a la Reina, muy seria, su cuñada, la princesa Ana y su marido, Sir Tim Laurence, que han ocupado su banco delante de Sarah.

También hemos visto al príncipe Andrés. El duque de York, con corbata rosa, ha llegado con su ex mujer, Sarah Ferguson. La ex duquesa, de 64 años, lucha contra un melanoma de piel que le ha sido diagnosticado el mes pasado, tras haber sido sometida el año pasado a una mastectomía. Pese a llegar juntos, Andrés y Sarah se han sentado separados. El hermano de Carlos, que permanece invisibilizado en la Casa Real por su conexión con el caso Epstein, ha conversado junto a Marina Ogilvy, hija de la princesa de Kent, prima de la reina Isabel II. A su lado, los duques de Gloucester.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud