Casas Reales

Los paparazzi denuncian que desde Zarzuela les revientan las exclusivas de Felipe VI y doña Letizia

  • Aseguran que los escoltas avisan a sus propios fotógrafos para bajar el valor de los reportajes
  • Sostienen que es un patrón que se repite con frecuencia 
El Rey Felipe esquiando en Baqueira el pasado fin de semana

La última imagen de Felipe VI esquiando en el Pirineo catalán ha dado mucho que hablar porque, una vez más, el monarca viajó sin Letizia. La imagen del Rey, portada de la revista Hola, tiene una intrahistoria, según dicen algunos fotógrafos que se pasan el invierno trabajando en la estación. Se laentan de que les han destrozado su exclusiva y señalan a la Casa Real.

Los paparazzi se sorprendieron cuando vieron aparecer al hijo de Juan Carlos I en las pistas. Fue una sorpresa buena porque, nada más aparecer, pudieron hacer su trabajo para después no molestar. Sin embargo, varios de ellos sostienen que, en cuanto los escoltas del jefe del Estado se percataron de que había fotógrafos, avisaron a Casa Real. Aseguran que desde Zarzuela envíaron un fotógrafo suyo (o llamaron a la agencia EFE) para que romper la exclusiva. "Para reventar nustro trabajo", sostiene uno de los que se considera perjudicado.

Varios profesionales mantenen que es un patrón que se repite u que les destroza las exclusivas. "Así sucedió en Baqueira. Cuando los de seguridad vieron que había fotógrafos, al poco apareció un fotógrafo de la agencia EFE", denuncian. Eso significa que hay menos dinero para los reporteros y que Hola paga menos dinero del que hubiera tenido que pagar si no hubiera habido más fotos. Las fotografías de la agencia Efe se distribuye en todos los medios.

"Empieza a ser habitual esta dinámica de Casa Real"

Los paparazzi insisten en que ésta no es la primera vez que ocurre. "Empieza a ser habitual esta dinámica de Casa Real con los reporteros gráficos que están en la calle. Hace no mucho lo hicieron otra vez", recuerda uno de ellos. "Fue cuando la princesa Leonor estuvo en la estación de esquí de Astún con el resto de sus compañeros de la Academia Militar de Zaragoza realizando maniobras. De nuevo allí había una agencia de noticias con un fotógrafo y al percatarse de que estaban allí, Casa Real envió al día siguiente un fotógrafo suyo para que hiciera fotografías y dárselas a los medios de comunicación, reventando la exclusiva y bajando el precio del reportaje", protesta un fotógrafo.

La relación Casa Real y reporteros gráficos no ha sido siempre fácil. Cuando un fotógrafo sorprendía a algún miembro de la Familia Real y este no quería ser fotografiado, los guardaespaldas imposibilitaban su trabajo hasta el punto de pararles y pedirles la documentación para retenerles mientras su "objetivo" se marchaba con la certeza que ya no le seguían. En ocasiones, incluso les borraban las fotografías que tenían o les quitaban la tarjeta de memoria de las cámaras, o en su momento, los carretes fotográficos.

En el libro que acaba de publicar el periodista Joaquín Abad, Juan Carlos y Letizia, dos biografías paralelas (Editorial Cibeles), se narran algunas anécdotas de la actual reina con los fotógrafos que intentan retratarla realizando acciones cotidianas como ir de compras o pasear con alguna amiga. "Felipe y Letizia estaban haciendo compras en un centro comercial y un pararazzi de la agencia de Antonio Montero les siguió. Les hizo algunas fotos y en unos minutos un escolta le abordó, pero el fotógrafo se negó a darle la tarjeta de la cámara digital. El policía llegó con otro agente que de forma violenta trasladó al paparazzi por el centro comercial abriendo puertas y buscando un lugar apartado. Lo introdujo en un cuarto lleno de cables, lo desnudaron y le interrogaron durante 15 minutos sobre dónde había guardado la tarjeta. Le amenazaron incluso diciéndole dónde vivía. El fotógrafo, Paco Ginés, aguantó el acto y nos les dio la tarjeta. La había tirado a un seto", se cuenta en la citada publicación. El conocido paparazzo Antonio Montero sostiene que ha sufrido acoso y se ha visto sometido por parte de las personas que se encargan de proteger a los Reyes. Por ello, desde hace algunos años decidió dejar de hacerlo. "Ha tenido que aguantar muchas presiones", nos dicen.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud