Casas Reales

Froilán hereda la campechanía del abuelo y lo 'casca' todo: del cumpleaños en Abu Dabi a su último ligue

El hijo de la infanta Elena lleva ya dos años instalado en Abu Dabi, donde ha encontrado la tranquilidad y estabilidad que tanto le reclamaban. Sin embargo, Froilán echa mucho de menos su tierra y a sus amigos por lo que vuelve a Madrid siempre que su agenda se lo permite. La última visita duró cuatro días y fue de lo más ajetreada: una cita médica y una noche de juerga en muy buena compañía sobre la que el nieto de los eméritos se ha pronunciado entre risas.

"¿Besar a alguien ahora también? ¡Bueno, bueno, bueno!", ha dicho al ser preguntado por los rumores sobre una nueva relación sentimental. Froilán mostró su cara más simpática ante las cámaras de Europa Press en el aeropuerto, cuando regresaba a los Emiratos Árabes, y bromeó sobre estas últimas informaciones: "¡Jo, que bien! Madre mía, cada vez que os veo tengo una nueva, ¿eh?".

A sus 25 años, el hermano de Victoria Federica ha dejado atrás el carácter rebelde con el que dedicaba peinetas a la prensa y muestra ahora amabilidad y mucha simpatía. Ni si quiera tiene problemas en responder a las preguntas sobre su familia: "Estoy muy tranquilo y muy feliz con mi abuelo", afirmó. Un abuelo con el que disfrutó de una tremenda fiesta de cumpleaños el pasado mes de enero: "Lo pasamos bien bien. Él estaba feliz, que era lo importante de todo". Eso sí, sobre los planes del emérito de regresar a España no dice ni mú: "No sé, de eso no sé nada".

Por último, afirmó que su madre doña Elena mejora de su lesión en el pie tras bajarse de un caballo: "Se encuentra bien, muy bien".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud