Casas Reales

Don Juan Carlos vuelve a Sanxenxo tras el escándalo de su cumpleaños: el emérito, 'castigado'

  • Estancia discreta y perfil bajo en casa de Pedro Campos
  • Tiene previsto participar en la Copa del Rey de Vela 

Comienza la cuenta atrás para el regreso del emérito a España. Será a mediados de marzo en Sanxenxo, con motivo de la regata Copa del Rey de Vela en la que su equipo (y él mismo) tiene previsto participar. Este viaje supone su vuelta tras el escándalo que generó el exclusivo reportaje fotográfico de su fiesta de cumpleaños en Abu Dabi y cuyos ecos todavía resuenan en Zarzuela: "Lo ocurrido no gustó en absoluto. Fue ostentoso e innecesario". Don Juan Carlos lo sabe y quiere enmendarlo.

Desde Monarquía Confidencial aseguran que el equipo del emérito lo está preparando todo de manera muy discreta, en la misma línea en la que se desarrollará su estancia en Sanxenxo. Se alojará, de nuevo, en casa de Pedro Campos, presidente del Club Náutico, donde recibirá las visitas de amigos y familiares. Las órdenes son claras: estancia discreta, perfil bajo. Zarzuela estará pendiente de cada pestañeo.

Las regatas de la clase 6 metros que se disputarán en Sanxenxo son las primeras de las siete pruebas que acogerá la ría de Pontevedra, según el calendario publicado por la Federación Gallega de Vela. Está prevista para mediados de marzo y la última será en noviembre. Don Juan Carlos, que ya se sometió a una estricta dieta y una rutina de ejercicios en 2023 para volver al mar, tiene previsto participar en todas ellas, siempre que la climatología lo permita.

Un cumpleaños polémico

El padre de Felipe VI cumplió 86 años el pasado 5 de enero y lo celebró en una fiesta que su círculo cercano organizó en Abu Dabi, donde reside desde 2020. El rey lo sabía y daba su visto bueno: acudieron amigos como Carlos Herrera o Los del Río y multitud de familiares, como las infantas Elena y Cristina con casi todos su hijos. Hasta doña Sofía estuvo presente a través de una videollamada.

Lo que no gustó en Zarzuela fue la filtración de las imágenes de la celebración a una publicación española que le dedicó su portada. "Me parece una indiscreción", criticaron aquí los expertos. "No ha sido la mejor decisión". Algunos, como Federico Jiménez Losantos, dieron un paso más: "Corta la insignia de la Casa Real de la tarta como si fuera la cabeza de Leonor. Es malo y se está portando fatal".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud