Casas Reales

La otra visita secreta de Federico de Dinamarca a Madrid: cena de negocios y "al mítico bar Pigmalión"

La amistad entre Federico de Dinamarca y Genoveva Casanova sigue dando titulares. Las fotos del entonces heredero y de la mexicana paseando por Madrid el pasado mes de noviembre dieron la vuelta la mundo. Sacudieron los cimientos de palacio, Mary puso rumbo a su Australia natal, se escenificó una reconciliación matrimonial y Margarita II anunció su abdicación. Todo esto en un mes. Ahora sabemos que no fue este el único viaje del hijo de la Reina a la capital.

La imagen del royal danés, desorientado por las calles de Madrid, sin escolta y tirando de trolley, levantó una ola de críticas por la situación de riesgo a la que se había expuesto dada su condición de príncipe heredero. Fue en noviembre, a la salida de la casa de su amiga Genoveva. Antes, en marzo de 2023, hubo otro viaje de Federico a la capital, pero el formato de la visita fue diferente.

No estaba solo, iba acompañado por dos amigos. Según ha relatado Antonio Montero en TardeAR, el príncipe vino a España y se alojó en el hotel cinco estrellas de lujo Villa Magna. Estaban junto a Federico sus amigos, "uno algo mayor y empresario internacional de mucho éxito", ha recalcado Montero. ¿El motivo de la visita? Negocios. También hubo cenas business y una incursión en la noche madrileña, "en un garito bastante mítico de Madrid, el Pigmalión", ha señalado el fotógrafo. "Un club nocturno atendido por señoritas, aunque no disfrutaron de todas las atracciones. Se tomaron unas copitas y volvieron al hotel", ha matizado Antonio Montero.

En esta visita a Madrid, al igual que en su encuentro con Genoveva, Federico habría prescindido de sus escoltas, lo que nos indica el carácter privado del viaje: "Iba por la calle y nadie le conocía", ha zanjado. Además, ha dejado claro que en esta ocasión no vio a la ex de Cayetano Martínez de Irujo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud