Casas Reales

La oportunidad de Harry para derretir el hielo con Guillermo: ¿y si va a ver a Kate?

La visita, anunciada y casi meteórica, de Harry en Londres tiene muchos vértices. Lo primero de lo primero era reunirse con su padre, Carlos III. Después contactar con Guillermo, cuya relación está encallada. De momento, la negativa del heredero a verle pone difícil una reunión entre ambos. Lo siguiente sería ir a ver a Kate. La princesa, de 42 años, se recupera de una cirugía de abdomen en su casa de Adelaida Cottage, junto al Castillo de Windsor en el condado de Berkshire. Kate estuvo ingresada en la London Clinic durante dos semanas. Nada ha trascendido de los detalles de su hospitalización. Un hermetismo por parte de Kensington Palace, que dio lugar a especulaciones en torno a su salud.

Nada más hacerse público el anuncio del cáncer del Rey, el príncipe cogió un avión de la British Airways en Los Ángeles y se plantó en Heathrow, en suelo británico. Ese mismo martes 6 por la tarde, el duque de Sussex se reunía con su padre en Clarence House, en Londres. Un reencuentro, después de 18 meses sin verse, que duró 45 minutos. Hazto seguido, el monarca se trasladó en helicóptero a su casa de Sandringham, su cuartel general durante su retiro miestras dura el tratamiento ambulatorio. La visita, casi inmediata de Harry a su padre, de 75 años, nada más anunciar su enfermedad, dice mucho del amor que siente por él. Por muchas discrepancias que hayan tenido, por mucho tiempo que haya pasado entre ellos, Harry estaba ahí, con su padre, preocupado por su salud.

Con su hermano, la situación es muy complicada. La relación que hay entre Harry y Guillermo es una suerte de deriva de difícil solución. Desde que el duque lanzó sus memorias En la sombra (Spare), la conexión se rompió entre ellos. El libro, devastador para los Windsor, en el que Harry aireaba todos sus tormentos vitales desde la infancia, fue especialmente destructivo con su familia, con Guillermo y con Carlos. Reveló una supuesta pelea con el heredero, que llegó a "agarrarle del cuello", además de los enfrentamientos entre las dos cuñadas, Kate y Meghan. Aun así, se pregunta Point de Vue, dadas las circunstancias, si este sería el mejor momento para acercar distancias y romper el hielo entre los dos hermanos. Esto, una vez que el príncipe de Gales ya ha mostrado su negativa a ver a Harry. "Es el momento de ir a ver a Kate", anima la publicación a Harry a tomar esa decisión. La pelota está en su tejado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud