Casas Reales

Kate Middleton ocultó a su entorno sus problemas de salud: los motivos detrás de su silencio

Kate Middleton sigue convaleciente en The London Clinic después de ser sometida a una cirugía abdominal cuya naturaleza no se ha confirmado. Ni la Casa Real ni la prensa han desvelado detalles sobre el ingreso de la princesa de Gales, así que el pueblo británico sigue a la espera de conocer nuevos detalles de parte del palacio de Kensington. En un comunicado emitido el pasado 17 de enero, la institución transmitía el deseo de la esposa de Guillermo de Gales de "mantener la mayor normalidad posible por sus hijos y de que su información médica permanezca privada". Tanto es así que ni siquiera su entorno más cercano sabía por lo que estaba pasando.

People ha informado este viernes que muy pocas personas del núcleo duro de la princesa sabían que iba a ser intervenida de "una cirugía abdominal", y lo más probable es que este silencio se debiera, siguiendo la línea del redactado de Kensington, a la necesidad de mantener la calma. También para prevenir cualquier tipo de filtración hasta que se pueda comunicar sobre su condición médica de manera oficial. Otros medios, como Page Six, The New York Post o Fox News mantienen esta teoría.

Por el momento, no hay paparazzi ni equipos de fotógrafos en las puertas del hospital donde permanece ingresada la nuera de Carlos III. Únicamente ha trascendido una imagen del heredero llegando al hospital para cuidar de su mujer, tal y como se comprobó en una fotografía publicada el 18 de enero. Guillermo ha despejado todos sus compromisos de agenda para cuidar de su mujer y sus tres hijos, George, Charlotte y Louis.

La princesa podría recibir el alta el próximo martes 30, fecha que correspondería al plazo de las dos semanas de ingreso, según rezaba el comunicado. A partir de entonces, regresará a su casa de Adelaide Cottage, en Windsor. Una residencia pequeña y discreta, de cuatro habitaciones, situada cerca del Castillo de Windsor en Berkshire.

A la espera de esa nueva actualización con respecto a la cirugía de Kate, se une otra espera médica: la operación del rey Carlos III, de 75 años, que será intervenido de la próstata. Una operación que tendrá lugar en las próximas horas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud