Casas Reales

Federico de Dinamarca y Mary Donaldson o cómo escenificar juntos un 'happy Christmas': y ahora, el árbol de Navidad

Federico de Dinamarca y Mary Donaldson y sus hijos, reunidos en torno la Navidad. Imagen de unidad, de felicidad y de happy Christmas. Una escenificación en toda en regla. El príncipe hederero, subido a una escalera, coloca adornos navideños. Su mujer coge bolas de una caja. Sus hijos comparten ese momentazo familiar sonrientes y tranquilos. Aparentemente, felices. Como si hubieran olvidado el huracán Genoveva Casanova o como si no hubiera ocurrido. La Casa Real danesa comparte estas imágenes tan cinematográficas con unas palabras bucólicas: "Saludos navideños de la familia del Príncipe Heredero, que ha decorado el árbol de Navidad familiar en el Salón de los Caballeros del Palacio de Federico VIII en el Palacio de Amalienborg".

Con look casual, en plan casero, camisas de denim y pantalones. Muy relajados y muy unidos, Christian, Isabella, y los mellizos Vincent y Josephine acompañan a sus padres en esta escena que parece sacada de una película navideña. Mary, sonriente, lleva un jersey de punto de lana con dibujos de copos de nieve. Ideal. Hasta las bolas rojas combinan con la ropa de los niños. Es el momentazo familiar de felicidad, de proyección de happy Christmas que no encaja. Las fotos de Federico de Dinamarca paseando con Genoveva Casanova en Madrid, esa amistad entre ellos que ha dado la vuelta al mundo, ha dinamitado la hasta relación matrimonial entre ellos. Se ha publicado que desde hace meses viven separados.

"La curiosidad en la vida consiste en fracasar y seguir adelante", ha comentado hace unos días Mary en un programa sobre salud mental que se emitió en DRTV. La princesa, que lleva 19 años aguantando el tipo con las escapadas de Federico, habló en el documental de la tristeza: "Esto es lo que pasa con el dolor. Si no lo procesas, puede convertirse en un duelo complicado que afecte a tu calidad de vida, a tu salud". Y añade: "La tristeza es algo que llevamos con nosotros y todos necesitamos ayuda de vez en cuando".

Afronta la abogada australiana una Navidad difícil después de que la amistad de Genoveva y su marido viera la luz. Desde que se publicaron la imágenes, la princesa ha hecho frente a su agenda mostrando una imagen de fortaleza y empoderamiento, con sonrisa estoica e imperturbable. Peores semanas le esperan a su marido, que atraviesa una crisis de imagen pública. De momento, solo ha pronunciado dos palabras sobre su amistad con la ex de Cayetano Martínez de Irujo, cuando un periodista danes, en un acto, le preguntó si tenía algo que decir y respondió: "No tengo".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud