Casas Reales

La alfombra roja más difícil para Kate Middleton: las tres claves de su 'body language' en el peor bache

Kate Middleton tiene recursos. Sabe cómo desenvolverse ante las cámaras. Sabe cómo manejarlas, cómo moverse y a quién mirar. Su lenguaje corporal lo dice todo. La princesa se enfrentó este jueves 30 en las puertas del Albert Hall de Londres a uno de sus posados más complicados. El teatro se convirtió por una noche en el escenario del país para ofrecer el Royal Variety Performance. Todos los focos apuntaban a ella. La avalancha de despropósitos vertidos en Endgame, el nuevo libro de Omid Scobie, amigo escritor de Meghan Markle, ha dado de lleno a la princesa de Gales. La sombra del racismo se cierne sobre la mujer de Guillermo, según el nuevo libro. Esta es la secuencia de su peor semana y de su alfombra roja más difícil. Hubo muchos aplausos cuando llegó.

El nombre de Kate Middleton ha saltado a los medios como uno de los dos royals que, supuestamente, mostraron cierta inquietud sobre cómo sería el color de piel de Archie, el hijo de Harry y Meghan cuando la actriz norteamericana estaba embarazada.

Conocíamos que Carlos III estaba detrás esos comentarios de sesgo racista, pero ignorábamos que hubiera un segundo royal. Este episodio forma parte del libro de Scobie, considerado como un portavoz de los Sussex. El modo, insólito, en el que su nombre ha trascendido forma parte de un despropósito más. Fue el presentador británico Piers Morgan, que se hizo con una copia Endgame en versión holandesa, quien lo pronunció. El autor del texto relata que la actriz norteamericana envió unas cartas a su suegro en las que aparecía una royal, cuya identidad está oculta en la versión británica. Vaya, que no aparecen los nombres. Sin embargo, en la traducción al neerlandés, sí. Un descubrimiento accidental que cayó en manos de Morgan. De ahí saltó al resto de medios, desde The Guardian a The Times. Por cierto, la versión en holandés ya ha sido retirada de las librerías.

En plena vorágine mediática, Kate asistió al eventazo del Albert Hall de Londres. ¿Cómo se enfrentó la princesa a las cámaras? Fue un complicadísimo photocall para ella y para su marido, Guillermo. La princesa manejó la situación así.

Kate Middleton utilizó tres herramientas para hacer frente a su posado más complicado. Primero, el contacto visual. La princesa bajó del coche con la mirada apuntando al suelo. Tenía una excusa: los escalones. Además llevaba unos salones de tacón de 10 centímetros. En cuanto tuvo la oportunidad, miró a su marido y ahí fijó la mirada . Buscaba seguridad, apoyo y protección en Guillermo. Segundo, el contacto físico. Agarró la mano de su marido y ya no la soltó. Esto, agarrar la mano del compañero de vida, es recurso que también emplean Meghan Markle y Harry. Aprietan sus manos y se comunican, comparten los nervios como por ósmosis. Es su modo de estar conectados en un acto público. Y tercero, la sonrisa. La nuera de Carlos III desplegó todo su catálogo de sonrisas. Lució Kate un vestido-capa de color azul klein de Safiyaa. Estaba divina, encantadora, dulce y serena. Todo lo que quería.

La semana de la princesa ha sido también la semana de Scobie por las bombas que ha soltado en su libro. Publica Daily Mail que el escritor se desentiende de la versión que ha llegado a Holanda: "Nunca he enviado un libro que tenga sus nombres, así que sólo puedo hablar de mi versión". Otro despropósito más en esta promoción editorial. De hecho, el autor ya ha sido acusado de estar detrás de esta estrategia para vender más libros.

Y Carlos III, en la Cumbre del Clima

A Carlos III, también señalado en este sesgo racista, le ha llegado este bombazo editorial cuando se encontraba en la COP28, la Cumbre Mundial de Acción por el Clima, en Abu Dabi. "La Tierra no nos pertenece, nosotros pertenecemos a la Tierra (...) En 2050, nuestros nietos no nos preguntarán qué dijimos, sino que vivirán con las consecuencias de lo que hicimos o dejamos de hacer", dijo el viernes el monarca, activista en su compromiso con el medio ambiente.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud