Casas Reales

El rey Juan Carlos hace oídos sordos al supuesto chantaje de Bárbara Rey

El Rey Juan Carlos está disfrutando de unos días en Sanxenxo con motivo de sus habituales regatas. Su visita a España ha coincidido con las declaraciones de Ángel Cristo Jr., quien confesó en ¡De viernes! que su madre chantajeó al rey y que este la hacía pagos periódicamente.

Tal y como comentó el hijo de Bárbara Rey, su madre le ordenó que le hiciera unas fotografías con el emérito en actitud cariñosa con la finalidad de chantajearle y recibir algo a cambio: dinero. Unas cantidades que recibía supuestamente la ex vedette en efectivo y que guardaba en su dormitorio. Pero, ¿qué tiene que decir el emérito?

Este sábado por la mañana, ha salido del domicilio de Pedro Campos donde se aloja y ha sido preguntado por este presunto chantaje de Bárbara. Como era de esperar, no ha hecho ninguna declaración, pero sí que ha mostrado una sonrisa en su rostro a todos los que se encontraban en las inmediaciones de la zona.

Una reacción que no ha llamado la atención porque, desde que estos viajes se han convertido en habituales, las salidas de casa de su amigo se producen con la ventanilla bajada y saludando a la prensa.

Su visita a Sanxenxo

Juan Carlos I salió a navegar, este viernes, en la localidad pontevedresa de Sanxenxo a bordo de 'El Bribón'. Como de costumbre, la infanta Elena lo acompañó. Esta vez, desde la embarcación 'Erica'. Poco después de las 13: 00 horas, el rey emérito llegó al pantalán sentado en el asiento del copiloto.

Asimismo, el padre de Felipe VI descendió las escaleras que dan el pantalán con la ayuda de su asistente y agarrado a la barandilla. Ya en el embarcadero, el marido de doña Sofía saludó a los miembros de la tripulación.

La imágenes más campechanas del Rey Juan Carlos la hemos tenido cuando, mientras esperaba que se levantase el viento, se comía un bocadillo y un plátano con el resto de la tripulación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud