Casas Reales

Los planes de Harry y Meghan para volver al foco mediático: primero, la videollamada a papá y ahora la Navidad

La videollamada de Harry y Meghan a Carlos III por su 75 cumpleaños da para mucho. Sobre todo, la filtración. ¿Por qué salió a la luz que hubo esa llamada de teléfono? ¿Por qué se han conocido detalles, como que participaron los hijos de los duques, Archie y Lilibet? Deja caer Daily Mail, mencionando a Palace Confidential, que esta filtración ha respondido a un interés de los Sussex por volver a la escena pública de los royal. Retomar el contacto con Carlos ayuda a conservar el foco y el foco atrae acuerdos y contratos como el que consiguieron con Netflix. Siguiendo el hilo de esta tesis, el experto en realeza Richard Eden opina en el mencionado diario que la videocall "huele a desesperación". Y añade: "Parecen muy interesados en regresar al redil". Incluso dice que detrás de la llamada hay un interés "lucrativo".

Esta videollamada, además, allana el terrero para los preparativos de la Navidad para los Windsor. La tradición de Isabel II de reunir a toda su familia en Sandringham y escenificar la estampa de unidad y felicidad queda para la historia. Por estas fechas, Sandringham vuelve a colarse en los titulares de la prensa británica. Los rotativos andan haciendo cábalas sobre los planes de Carlos III y de su capacidad para reencontrar a todos los suyos y reunirlos bajo el mismo techo. Las grandes dudas en estas reuniones íntimas y familiares siempre apuntan a los mismos: Harry y Meghan. Andrés, hermano de Carlos, sigue en la sombra, invisibilizado. Titula Daily Mail que los Sussex "no serían bienvenidos".

Volviendo al cumpleaños del monarca y la felicitación telemática de los Sussex, algunos medios especulan con el regreso de estos al cónclave Windsor en Sandringham. Sunday Times deja caer que si Harry y su mujer reciben invitación navideña, "aceptarían", pero que no esperen ser recibidos con "los brazos abiertos".

Cambio de estrategia para volver a tener foco

El diario va más allá al hablar de una "estrategia de reconciliación" y señala que la actitud de lamentarse no les ha funcionado al príncipe y su mujer. El caso es que el Rey sigue en sus trece. Desliza el periódico que no está por la labor de tender puentes. ¿Es una coincidencia que se les haya ido al traste su jugoso contrato con Spotify? Si se cursa esa invitación y vemos a los Sussex con sus hijos festejando la Navidad en Sandringham, ¿qué pasa con Guillermo y Kate? ¿Se unirán a la foto y escenificarán la reconciliación con los duques?

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud