Casas Reales

Las razones por las que el príncipe Harry no verá la nueva temporada de 'The Crown'

La exitosa serie The Crown regresa a Netflix. En esta sexta temporada, los espectadores ya podrán recordar la trágica muerte de Lady Di, que murió en un accidente de tráfico en 1997 cuando el príncipe Harry tenía solo 12 años. Por la naturaleza sensible del tema, el duque de Sussex no verá la nueva temporada de la producción de Peter Morgan.

Tal y como informó Victoria Ward, una periodista del medio británico The Telegraph, un íntimo amigo de Harry verá la serie de la plataforma estadounidense con anticipación para "evitar todas las molestias" al marido de Meghan. Sin embargo, este jueves, el mismo diario aseguró que el hijo de Carlos III sí verá la última temporada de The Crown.

Sobre el papel del príncipe en la serie, que interpreta Fflyn Edwards, una fuente cercana aseguró a Vanity Fair que los duques de Sussex no habían sido informados sobre esta última temporada. No obstante, desde el citado diario manifestaron que Harry no tiene mala relación con el director de la serie, ni con la plataforma estadounidense.

En el reverso de la moneda está el príncipe Guillermo, el hermano mayor de Harry. Tras averiguar que en los nuevos episodios se incluía la muerte de Diana, señaló a The Daily Beast que "estaba totalmente disgustado". "Es increíblemente doloroso ver a tu madre explotada una y otra vez por Netflix de esta manera", sentenció.

Sobre la última temporada

El fallecimiento de la reina Isabel II, en septiembre del año pasado, sorprendió al equipo de The Crown cuando estaba a punto de recrear la muerte de Lady Di. La aclamada serie de Netflix suspendió el rodaje "por respeto" y lo retomó al cabo de unas semanas en Barcelona, la ciudad elegida para recrear aquella fatídica noche de finales de agosto de 1997, cuando la princesa perdió la vida en un trágico accidente en el Pont de l'Alma de París.

La última temporada de una de las series más laureadas de nuestros tiempos abarca desde 1997 hasta 2005. Coincide con el mandato de Tony Blair (Bertie Carvel), que tuvo un papel destacadísimo en la gestión del funeral de la princesa, cuando la monarquía británica estaba más debilitada que nunca.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud