Casas Reales

Genoveva Casanova admite que el escándalo no le pilló por sorpresa: "Sabía que iban a salir esas fotos"

Mary Donaldson ha visto cómo su marido copaba los titulares de la prensa española, danesa y australiana gracias a su amistad con Genoveva Casanova y al reportaje gráfico de sus paseos, su cena en un reservado y su noche en casa de la mexicana, donde pernoctó el heredero de la corona danesa en lugar de hacerlo en la embajada de su país. Una escapada que se produjo además durante un viaje de trabajo de la princesa consorte a Nueva York.

Pero, de acuerdo con el tono de algunas crónicas, parece que la víctima de este huracán sentimental y mediático no es la princesa consorte y madre de los cuatro hijos de Federico de Dinamarca, sino la ex mujer de Cayetano Martínez de Irujo.

De acuerdo con su versión, ella está "hecha pedazos" desde mucho antes de abandonar su domicilio en Madrid el martes 7 de noviembre, justo el día antes de la publicación de las fotografías. Varias fuentes de absoluta solvencia nos confirman que la ex novia del ministro José María Michavila sabía que se avecinaba la mayor polémica de su vida y que planeó detenidamente los pasos a seguir, incluyendo su huida de Madrid para desaparecer del mapa durante un tiempo. Y eso que Genoveva sostiene que ella no ha hecho nada malo y que solo le une al hijo de la reina Margarita una inocente amistad.

Genoveva, retratada en San Sebastián por la misma agencia que tuvo la suerte de encontrársela en El Retiro con un futuro rey, solo salió del palacio-refugio donostiarra prestado por el padre de sus hijos para solucionar un problema con su teléfono móvil. Fue justo en ese momento cuando las cámaras consiguieron captar las imágenes vendidas a Hola por una cifra que ronda los 20.000 euros, según afirma una fuente conocedora de la negociación. En Informalia ya habíamos adelantado cómo es Arbaizenea, el casoplón con dos hectáreas de parcela donde Casanova desconecta del disgusto paseando a salvo de paparazzi.

"Llegó a tirar el teléfono en un acto de desesperación"

Nos aseguran que algo de "mala conciencia" debe tener Genoveva porque "cuando sabe que van a salir las fotos, se preocupa mucho". El martes se fue a la capital guipuzcoana no solo porque la propiedad de su ex marido es lujosa, cómoda e inexpugnable sino porque a ese "refugio" podía llegar en su propio coche, por carretera, con sus perros. Se instaló allí justo el día de su cumpleaños: "Lo pasó sola, muy triste y al borde del llanto, tratando de evitar ver la televisión, conectarse a Internet o incluso leer las cataratas de mensajes que llegaban al teléfono, que llegó a tirar en un acto de desesperación", nos asegura una fuente del entorno de la mexicana, una fuente que añade: "Lo negará todo, porque Genoveva tiene orden de negar hasta las evidencias".

Recordemos que Genoveva primero dijo cosas como que el caballero que iba a guiar al príncipe danés en su visita cultural a Madrid se contagió de Covid y ella, gracias a sus conocimientos sobre arte, sustituyó al enfermo. Ya resultó inverosímil que en lugar del embajador danés en persona u otro diplomático no asumiera ese papel. Luego llegaron otras contradicciones, como cuando filtró a través de su entorno que el portal de las fotos no era el de su casa.

También repitió Genoveva que el príncipe no durmió allí pese a los testigos, los fotógrafos que inmortalizaron la entrada de ambos pasada la una de la madrugada, tras la cena en el reservado de El Corral de la Morería, pasaron las noche entera allí, y retrataron la salida de Federico con su maleta a las 8.28. Después de tantos patinazos, varias versiones, algunas de ellas contradictorias, le aconsejaron que estuviera unos días incomunicada y le comentaron que le iría mejor como víctima que como femme fatal. Eso sí, nos aseguran que entre lágrima y lágrima, ha estado cuidándose el cutis en un selecto centro de San Sebastián y que mantiene en forma su envidiable figura yendo a La Perla, un gimnasio de lujo de La Concha La Concha de San Sebastián, ¡Ché, boluda!).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud