Casas Reales

Federico de Dinamarca, el príncipe eco: cuando haces pedagogía para salvar planeta y vas en tu helicóptero privado

Lo que le faltaba a Federico de Dinamarca. Sus fotografías junto a Genoveva Casanova paseando por Madrid le han puesto en el centro de la diana. Cada gesto del heredero es analizado con lupa por algunos medios daneses como el Ekstra Bladet, con sede en Copenhague. Ahora, el hijo de la reina Margarita está en el disparadero por el uso del transporte privado puesto a su disposición. En concreto, el helicóptero. El uso continuado del Eurocopter Fennec AS-550 ha hecho saltar las alarmas: la del gasto público y la de su férreo compromiso con el medioambiente. Además, incide el periódico en el hecho de que el pasado mes de septiembre se fletara esta aeronave para un viaje privado.

Federico no levanta cabeza. Su imagen pública está de capa caída. Tirar de helicóptero privado para un viaje privado no está nada bien visto en un país muy concienciado con el medioambiente y la sostenibilidad. El heredero se había sumado a ese compromiso con el planeta desde el minuto uno y se posicionó contra el dióxido de carbono, un gesto muy aplaudido por la opinión pública. Sin embargo, su viaje en helicóptero del pasado septiembre le coloca en una situación comprometida. Federico hace pedagogía del medioambiente, pero no da ejemplo. La prensa ha analizado el consumo y las emisiones de la aeronave y señala que emite 50 veces más que un avión comercial. Foto inferior, con su mujer, durante la visita de los Reyes de España a Copenhague, después de que se publicaran las fotos de Genoveva.

No es la primera vez que el heredero da que hablar. En 2018 Federico no asistió al cumpleaños de su madre porque se fue de viaje privado con unos amigos. En la foto del saludo desde el balcón de palacio estaba Margarita con su hijo Joaquín. La ausencia del príncipe fue sonada y Casa Real tuvo que dar explicaciones. Al final, salió a la luz el periplo del marido de Mary: fue un capricho de 13.500 euros que se dio con unos íntimos. Una semana en Groenlandia, con escala Reikiavik, con traslados en helicóptero a disfrutar de paisajes blancos de nieve virgen, tal y como se publicó entonces.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud