Casas Reales

Victoria Federica se ríe a su llegada de Perú tras pasar de su prima Leonor y de su abuela Sofía

Confirmando que finalmente, y pese al disgusto de su abuela la Reina Sofía y de su madre la Infanta Elena, no asistiría a la celebración privada del 18º cumpleaños de la Princesa Leonor en el Palacio Real del Pardo, Victoria Federica de Marichalar ponía rumbo a Perú el pasado sábado 28 de octubre, apenas 3 días antes de la mayoría de edad de su prima y de uno de los acontecimientos más trascendentales para la Familia Real en los últimos años, la Jura de la Constitución ante las Cortes Generales de la heredera al trono.

La influencer decidía desmarcarse así del resto de su familia y viajaba al país andino con un grupo de amigos -entre los que se encontraban Tomás Páramo, María García de Jaime, Cayetana Rivera o Manuel Vega- para asistir a la corrida de Andrés Roca Rey en Lima y disfrutar de unos días de turismo recorriendo los lugares más espectaculares de la tierra natal del torero.

Una sonada ausencia que ha dado mucho que hablar y que ha sido duramente criticada, ya que a pesar de que Juan y Pablo Urdangarín tampoco asistieron al cumpleaños de Leonor -sin aparentes motivos de peso para no estar en un día tan especial para la Corona- Victoria ha sido la más cuestionada.

Tanto es así que se especula con que la Reina Sofía estaría muy disgustada con ella; algo que la sobrina de Felipe VI habría intentado solucionar llamando por videollamada a la Emérita el 2 de noviembre, con motivo de su 85º cumpleaños -al que tampoco asistió por encontrarse aun de viaje- para felicitarla.

Informaciones a las que Victoria ha reaccionado con la mejor de sus sonrisas a su llegada a Madrid en la madrugada de este lunes. A pesar de las horas de vuelo desde Perú, la influencer ha aterrizado de muy buen humor y se ha enfrentado a las preguntas de Europa Press con educación y amabilidad, siguiendo los pasos de su hermano Froilán -que ha sorprenddo para bien en su última visita a España por su cambio ante las cámaras- y de su primo Pablo Urdangarín, muy aplaudido por su saber estar con la prensa.

A pesar de que no ha querido pronunciarse sobre su sonada ausencia en la fiesta de la Princesa Leonor, y ha dejado en el aire si hubo tensión con el Rey Emérito y qué hay de cierto en el enfado de la Reina Sofía con ella, Victoria se ha mostrado de lo más sonriente y no ha dudado en aplaudir lo perfecta que estaba la heredera en su gran día: "Iba guapísima" ha afirmado orgullosa.

Muy discreta con todo lo relacionado con su familia, la influencer ha confesado que se lo ha pasado "muy bien" durante su viaje a Perú: "Estoy muy contenta, pero no voy a decir nada. Gracias chicos" ha expresado, enfrentándose a las preguntas con paciencia y gesto divertido antes de pedir al reportero que la dejase por favor. "Ya porfa, gracias. No voy a decir nada" ha insistido, dejando en el aire cómo es su relación con Leonor -a la que felicitó el pasado 31 de octubre con un cariñoso mensaje en redes sociales- y si cree que llegará a ser una gran reina.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud