Casas Reales

Letizia lo borda en Cataluña: selfies y 'baby-braids'

Tarde muy ajetreada para los reyes, que han atendido dos compromisos en poco más de dos horas. El primero, un encuentro en el Palacete Albéniz con los equipos españoles de natación artística y waterpolo que compitieron en el último Mundial; después, la entrega de los primeros premios La Vanguardia. Estos ha tenido lugar en el Museo Nacional de Arte de Cataluña y han asistido multitud de autoridades: la vicepresidenta Nadia Calvino, la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, el ministro Miquel Iceta, el ex presidente José María Aznar o el candidato a la Moncloa, Núñez Feijóo.

La tarea de escoger un look para dos actos distintos y estar perfecta en ambos no es baladí pero Letizia lo ha conseguido, además, con guiño a Cataluña. La reina ha lucido un vestido negro con estampado floral dorado firmado por Dries Van Noten, una empresa belga de la que Puig compró la mayor parte del accionariado en 2018. El vestido, de corte clásico, está confeccionado en jacquard y lúrex color oro y pertenece a una colección pasada, por lo que ya no está a la venta.

La reina, que junto con el rey ha mostrado su lado más simpático prestándose a los 'selfies' con las deportistas, lo ha combinado con los zapatos 'kitten heel' negros de Massimo Dutti durante el primer acto, en el palacio. Un tacón mucho más bajo y cómodo que ha cambiado más tarde por uno de 10 centímetros con zapatos de Carolina Herrera. De la venezolana son también el clutch y los pendientes dorados, todo a juego. 

Sin embargo, lo que más ha llamado la atención es su look beauty, pues Letizia se ha apuntado en esta ocasión a las famosísimas 'baby-braids', una tendencia que arrasó el pasado verano y que ahora vuelve con fuerza. Se trata de adornar la melena (tanto suelta como recogida) con pequeñas trenzas. Las suyas se han utilizado como 'barrera' natural para el resto del cabello, por detrás de las orejas, una técnica que sustituye a la diadema.

La velada ha estado amenizada por el arte del tenor Marc Sala y la soprano Serena Sáenz, interpretando Por ti volaré, de Andrea Bocelli. La periodista Elena García Melero ha ejercido de maestra de ceremonias y ha entregado los galardones a los premiados: Sol Daurella (Empresa del año), Marc Puig (Empresario del Año) o Bad Gyal (en la categoría de Talento Joven Internacional). Dos menciones especiales llamadas In Memoriam, que han querido tener presente la labor de Josep Piqué y Juan Antonio Samaranch.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud