Casas Reales

El Rey viaja a Asturias sin doña Letizia para acudir a la boda de su ahijado, Felipe López

Hace 33 años, Felipe de Borbón se convirtió en padrino de un recién nacido llamado como él y apellidado López. Ese ahijado este fin de semana ha contraído matrimonio con la gijonesa Lorena Meana y Su Majestad les ha honrado con su presencia.

Felipe y su prometida se han dado el sí, quiero en la parroquia de Deva, en Gijón.El Rey ha traído suerte porque el acontecimiento ha sido respetado por la no siempre agradable meteorología asturiana a mediados de este septiembre revuelto.

Felipe vive con su mujer en Madrid. Licenciado en Economía y Derecho, reside con Lorena, licenciada en Farmacia pero sigue muy vinculado a Asturias.

A las puertas del templo comenzó un revuelo inusitado cuando miembros de seguridad de la Casa Real avisaban de la inminente llegada del Rey. El novio recibió al jefe del Estado se saludaron afectuosamente.

Felipe López se encontró con el Rey el pasado mes de octubre, en Oviedo, durante los premios Princesa de Asturias, según adelanta El Comercio, que ofrece un gran reportaje gráfico del acontecimiento. La noticia de la boda del joven causó tal alegría al monarca que decidió acudir si su agenda se lo permitía, como así ha sido. Fue en 1990, cuando el hijo de don Juan Carlos visitó San Esteban de Cuñaba en la primera edición del Premio Pueblo Ejemplar, y fue allí donde apadrinó a su tocayo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud