Casas Reales

La mirada de Kate Middleton mientras pasa el control antidrogas en su visita a una prisión

Kate Middleton mostró sus dedos vendados y sonrió con toda naturalidad. La princesa de Gales, que ha visitado la prisión de HMP High Down en Banstead, Surrey, en Inglaterra este martes 12 de septiembre, se ha herido mientras jugaba en su casa con sus hijos. Así ha informado Casa Real a Daily Mail.

Sonriente y con cara de circunstancias, Kate ha pasado el control antidroga que ha llevado a cabo un perro labrador adiestrado por un equipo de seguridad de la policía. A su llegada al centro penitenciario de Surrey, Kate ha mostrado sus dedos, que estaban protegidos con unos apósitos. "Una pequeña herida, nada grave". Al parecer, la mujer de Guillermo se cayó "mientras jugaba al trampolín con sus hijos", ha informado una fuente de Kensington Palace.

Kate, que amadrina la Forward Trust contra las adicciones, ha visitado la prisión para conocer el trabajo de los voluntarios que prestan su apoyo a los presos en diversos programas de rehabilitación.

En su visita a la prisión, la nuera de Carlos III se ha lanzado a uno de sus colores favoritos, el azul navy en un total look traje sastre a juego con sus salones de ante. El traje lo firma uno de sus sellos favoritos, Alexander McQueen.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud