Casas Reales

El cariño inquebrantable de la infanta Cristina y su suegra: juntas en Bidart, 'hot spot' de Urdangarin y Ainhoa

Últimos días de verano. La infanta Cristina se despide de agosto con una escapada a Bidart. El mismo escenario donde hace año y medio vimos a Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia 'in love' paseando por la playa agarrados de la mano. Es uno de los rincones favoritos de la hija de los Reyes eméritos. Y a este paisaje de playas surferas ha vuelto acompañada por dos de sus hijos, Miguel e Irene. Junto a ellos también estaba Claire Liebaert, madre de Iñaki, a quien tiene mucho cariño. Serán estas las últimas vacaciones de la hermana del Rey antes de cerrar su acuerdo de divorcio con Urdangarin. Lo publica la revista Hola.

Bidart es el hot spot de Urdangarin y Ainhoa Armentia. En estas playas surgió el bombazo mediático de su relación y allí volvieron el verano del año pasado tras superar una crisis. Ese efecto balsámico de este paradisiaco lugar vasco-francés también funciona para la infanta Cristina. La ex duquesa de Palma ha viajado a este refugio de San Juan de Luz con su suegra, Claire Liebaert, una de sus cuñadas y algunos sobrinos. Ambas, suegra y nuera, están muy unidas por un cariño inquebrantable. Foto inferior, ambas en Ginebra, en la graduación de Irene el pasado mes de junio.

La infanta, con una gorra color verde caqui, camiseta blanca básica y shorts vaqueros, observaba a su hijo Miguel haciendo surf en la cresta de la ola. Estaba sentada en una roca, con mirada reflexiva. Irene, en bikini de cuadros de Vichy, iba caminando junto a su madre. La benjamina de los Urdangarin, que disfruta de este primer verano de sus 18 años, se mimetizó con Cristina con unos jeans cortos, tal y como relata la publicación.

Ha sido este un verano viajero para la hija de Juan Carlos I y doña Sofía. Hace unas semanas viajó, también con Irene y Miguel, a Grecia, donde se reunió con Alexia y su marido, Carlos Morales. Su visita a Palma, de la que tanto se habló, no se produjo. En Mallorca se encontraban veraneando los Reyes y doña Sofía. No hubo, pues, esa reunificación familiar. Tampoco se dejó ver Elena. Fue un gesto de orgullo. Elena, por entonces, estaba con su padre, en Sanxenxo, en las regatas de la Ría de Pontevedra. 

Regatas de septiembre en Sanxenxo

En septiembre, entre los días 29 y 30, se celebra en las mismas aguas gallegas la regata para veleros de categoría 6mR que lleva su nombre, Rey Juan Carlos I. El evento deportivo, con patrocinio de El Corte Inglés Master, cumple su octava edición. Tal vez veamos al emérito navegando a bordo de su Bribón 500 porque, como él mismo dijo, va a volver a Galicia "muchas veces".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud