Casas Reales

La mediática declaración de Harry ante el juez de Londres: temía que Carlos no fuera su padre

Londres no perdona. Decenas de periodistas apostados en la puerta de los juzgados de la capital, despliegue policial y todo preparado en la sala para escuchar la declaración de Harry ante el juez este martes 6 de junio. Contra todo pronóstico, tras su ausencia del día anterior, Harry se ha presentado. Se trata de la demanda que el duque de Sussex interpuso a la editorial de prensa Mirror Group Newspapers por unas supuestas escuchas telefónicas ilegales para recabar información sobre él en sus años de noviazgo con Chelsy Davy. En la foto superior, el hijo del monarca llega al Tribunal Superior de Justicia londinense.

Ha sido una aparición sorprendente porque el príncipe Harry no se personó el lunes 5 ante el juez, un desplante que levantó duras críticas, ya que trascendió a los medios que el duque habría pasado de volar a Londres desde Los Ángeles porque estaba celebrando con su mujer, Meghan Markle, el segundo cumpleaños de su hija Lilibet."Lamentable excusa", tachaban desde el Daily Mail, que no daban crédito a este plantón. Tanto es así que desde el periódico apuntan que esta batalla judicial contra MGN, editor del Daily Mirror, Sunday Mirror y Sunday People, le puede salir mal al príncipe: "Un tiro por la culata", es la frase que emplean desde el tabloide. Foto inferior, Harry este martes en Londres.

Diana y su amante

En su declaración, el duque ha manifestado uno de sus grandes temores de aquellos años: que su padre fuera James Hewitt. "Me daba miedo que me expulsaran de la familia real", ha continuado, según publica The Sun. Se refería Harry a sus años de juventud, cuando tenía 20. Ha recordado que le daba miedo que le echaran incluso del prestigioso Eton. Y también su relación rota con Chelsy Davy. Además, ha revelado que no supo hasta que cumplió los 30, en 2014, que su madre, Diana, conoció a Hewitt después de que él hubiera nacido. Exactamente las crónicas apuntan a 1986, dos años después de su nacimiento.

Hewitt fue el amante que llegó a la vida de Diana cuando esta tenía 25 años. En él se refugió en aquella etapa de desdicha y desamor en su matrimonio con Carlos.

Sobradamente acreditada está la mala (y complicada) relación que el hijo del monarca siempre ha tenido con los tabloides en aquellos años de juventud. Airearon sus juergas nocturnas, sus devaneos con las drogas y el alcohol y sus amores. Harry, en esta batalla personal que le enfrenta a la prensa británica, ha hablado de una "espiral cuesta abajo", propiciada por esa cascada de titulares que le tachaban de juerguista e irresponsable. 

También le reclama Washington

No es solo Londres. También le reclama Washington. El Tribunal Federal de Washington, la Heritage Foundation, trata de comprobar el archivo de inmigración de Harry, con el objetivo de constatar si recibió un trato de favor o un trato preferencial para obtener su visado después de revelar que había consumido drogas en el pasado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud