Casas Reales

Elegantísima Rania de Jordania, de negro, en la boda de su hijo Hussein y la saudí Rajwa

Impecable y elegantísima, la reina Rania de Jordania ha hecho su aparición en el Palacio de Zahran, en Ammán, en la boda de su hijo. El príncipe heredero Hussein celebra su enlace con la joven arquitecta saudí Rajwa Al Saif este jueves 1 de junio. Asisten todos los representantes de la realeza europea, incluidos don Juan Carlos y doña Sofía. Los más puntuales han sido los príncipes de Gales, Guillermo y Kate; los reyes de Bélgica, Felipe y Matilde, con su hija Isabel; Guillermo y Máxima de Holanda, con su heredera, Amalia; y los herederos al trono de Dinamarca, Federico y Mary. 

Es el gran evento familia de la casa real de Jordania. La boda del heredero de la casa hachemita con la joven Rajwa. La madre del novio, la reina Rania, ha hecho su llegada al palacio, primero de los escenarios nupciales, acompañada por su marido, el rey Abdalá. Allí tiene lugar la solemne ceremonia en la que los contrayentes se dan el "sí, quiero".

Rania, que ha optado por un moño messy ha lucido un impactante vestido de color negro, de estilo lady que lleva delicados detalles de encaje en blanco roto en puños, cuello y espalda. Acompaña el conjunto con una cartera también en blanco roto. Tras la ceremonia, el segundo escenario será el Palacio de Al Husseiniya, donde se servirá el banquete nupcial.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud