Casas Reales

Juan Carlos I y doña Sofía, en la boda de Jordania: saludos con la mano a Rania y besos a la novia

Es la fotografía del día. Don Juan Carlos y doña Sofía, juntos en Jordania. Los eméritos asisten a la boda del heredero de casa real hachemita, el príncipe Hussein, con la joven arquitecta saudí Rajwa Al Saif. La esperada imagen se ha producido este jueves 1 de junio en Ammán junto a los padres anfitriones, los reyes Abdalá y Rania. Los eméritos han llegado juntos. La reina Sofía ha entrado primero en la recepción del Palacio de Zahran. Con dos besos, ha saludado a los padres del novio. Mientras, la emérita ha mantenido una breve conversación con Rania, don Juan Carlos ha charlado con Abdalá. El emérito, que llevaba su bastón en la mano derecha y se apoyaba en el brazo de su ayudante, ha hecho un comentario a su homólogo sobre su estado de salud y sus dificultades para caminar. Don Juan Carlos ha saludado a Rania con la mano. No ha habido intercambio de besos.

Doña Sofía se ha alineado con otras invitadas en el color elegido para su vestido: el rosa empolvado. Igual que Kate Middleton, princesa de Gales, que también se ha decantado por este romantiquísimo tono. El vestido de la madre de Felipe VI lleva cuatro volantes en la falda, rematados con paillettes. 

A la salida de la ceremonia, Hussein y Rajwa se han colocado debajo de una carpa de bienvenida, instalada en los jardines de palacio. En este punto, han recibido a sus invitados, a los que han saludado y agradecido su presencia. Segundos después de la esposa del presidente de EE UU, Jill Biden, se han acercado a felicitar a los novios Juan Carlos I y doña Sofía. Ambos han intercambiado besos con los recién casados. Detrás de los eméritos se encontraban Guillermo y Kate.

En este enlace se han dado cita representantes de la realeza europea, como los reyes Guillermo y Máxima de Holanda; Felipe y Matilde Bélgica; los príncipe de Gales, los herederos al trono de Noruega, Haakon y Mette-Marit; y los herederos al trono de Dinamarca, Federico y Mary, entre otros.

Llama la atención que para la boda de Hussein, primero en la línea de sucesión, y Rajwa, hayan asistido las homólogas de la princesa Leonor, las herederas Amalia de Orange e Isabel de Bélgica. No así en el caso de Leonor, cuya asistencia no se ha contemplado. Como tampoco se contempló la de sus padres.

Jordania, destino de la luna de miel de los Reyes eméritos

Los eméritos mantienen muy buenas relaciones con la casa real jordana desde hace muchos años. Se da la circunstancia de que Juan Carlos I y su mujer escogieron Jordania como uno de sus destinos en su viaje de luna de miel, en el año 1962.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud