Casas Reales

Carla Vigo es animadora en cumpleaños y fue a terapia el día de la confirmación de su prima Sofía

La ceremonia de confirmación de la infanta Sofía este pasado jueves reunió en la madrileña parroquia Nuestra Señora de la Asunción, en Aravaca, a la mayor parte e la familia Borbón, Ortiz y Rocasolano, pero no a todos.

Los abuelos maternos de la infanta acudieron con sus parejas. Jesús Ortiz estuvo con su mujer, Ana Togores, y Paloma Rocasolano invitó a su novio, el nigeriano Marcus Tokuaboh Brandler. Estuvo la reina Sofía pero sin don Juan Carlos, que no regresó para la ocasión desde su retiro en el Golfo pérsico. Entendemos que las regatas son más importantes.

Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano son también abuelos maternos de su otra nieta: Carla Vigo, prima hermana de las hijas de los reyes, hija de la fallecida Erika Ortiz. ¿Por qué no estuvo?

Es cierto que Leonor y Sofía tienen otros primos igualmente cercanos, como los hijos de la infanta Cristina, pero esos jóvenes no viven en Madrid. Como tampoco Felipe Marichalar, que trabaja en Abu Dabi, cerca de su abuelo materno. Y La vida de Victoria Federica discurre alejada del tono que requiere la Familia Real. Sus andanzas viajeras por el mundo, posados en bikini en el Caribe, su adicción a publicitar marcas y su ausencia clamorosa de las clases donde teóricamente sigue estudiando, no son la mejor imagen para aparecer con sus primas reales, tan ejemplares y prudentes.

Abajo, Letizia, con sus sobrinas Carla Vigo y Victoria de Marichalar, el día de su boda, hace 19 años.

Carla Vigo es otra cosa. Es una joven de 22 años, que perdió a su madre de una forma trágica, con solo 7 años. Quiso ser bailarina, intentó ser actriz, se enamoró de un novio que al parecer, no le tenía mucha consideración. Todo le salió mal. En la actualidad, vive en con amigos en un piso compartido, después de unos meses con problemas psicológicos de salud que la obligaron a ingresar en una clínica especializada. "No hay salud sin salud mental", decía su tía la reina Letizia, muy acertadamente, durante su intervención en la la summit de Madrid, hace dos semanas.

Carla Vigo estaba en terapia y después trabajó

Carla es la más necesitada de ayuda, protección, compañía y apoyo de los suyos. Sin embargo, se la ha visto muy poco con su familia materna. Almorzando con su abuela Paloma Rocasolano y dando un paseo por Madrid con Jesús Ortiz, poco más, pero nunca con Letizia, la hermana de su madre. Nunca con sus primas Leonor y Sofía. Esas fotos nunca han sido publicadas, quizá porque nunca se hicieron. ¿Hay demasiado contraste entre las impecables y glamurosas princesas reales y la chica de barrio que se viste de marcas baratas que no salen en las pasarelas?.

En sus redes sociales Carla Vigo envía a veces, mensajes de soledad y pesimismo que preocupan a quienes la quieren. ¿Dónde estaba Carla Vigo, mientras sus abuelos, su tía y sus primas, posaban juntos después de la confirmación y almorzaban después con la reina doña Sofía?

Carla estaba en terapia, como cada día, aseguran amigos cercanos. También es verdad que podía haber cambiado la hora de la cita, para un acto tan familiar. ¿Y por qué no estaba invitada a la comida posterior?. Es que tenía que ir a su trabajo, añaden nuestras fuentes. "Carla trabaja como animadora en cumpleaños y celebraciones infantiles", nos explicaron. Pero no a la hora de comer, creemos. "Hay un cielo que será mi hogar", escribió Carla hace pocos días en su perfil de Instagram. Sólo ella sabe lo que significa su mensaje.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud