Casas Reales

Felipe VI y Letizia preparan las maletas para la coronación de Carlos III: dos eventos y ni rastro de los eméritos

Todo a punto en Londres para la coronización de Carlos III y Camilla este sábado 6 de mayo. La gran fiesta de los reyes abarca todo el fin de semana, con una pre celebración en Buckingham este viernes 5. A esta esperada recepción asistirán los Reyes de España. No así los eméritos. Tal y como consta en la agenda oficial, tampoco veremos a Juan Carlos I ni a doña Sofía en la Abadía de Westminster.

La abadía será el escenario principal de esta solemne ceremonia que se ha guionizado con la precisión de un bisturí de cirujano bajo el nombre Operación Orbe Dorado. Se darán cita 2.000 invitados, entre ellos, la realeza europea: don Felipe y doña Letizia; Guillermo y Máxima de Holanda; Felipe y Matilde de Bélgica; Alberto de Mónaco y Charlene; Carlos XVI Gustavo de Suecia y su hija, la princesa Victoria, en lugar de la reina Silvia; Federico y Mary de Dinamarca; Haakon y Mette Marit; y de la casa imperial japonesa, viajarán el príncipe heredero Akishino y la princesa Kiko.También asistirán presidentes, como el francés Emmanuel Macron; y primeros ministros de todo el mundo. Llama la atención la anunciada ausencia del presidente de Estados Unidos, Joe Biden. En representación, se espera a su esposa, Jill Biden. 

Lea también: La coronación de Carlos III les cuesta a los británicos 280 millones por la seguridad

La foto de los dos reyes que no veremos

Don Felipe no coincidirá en Westminster con don Juan Carlos. No veremos esa imagen de padre e hijo compartiendo banco en la abadía, junto a doña Letizia y doña Sofía como sucedió en el funeral de Isabel II en septiembre de 2022. Solo asisten jefes de Estado o, en su defecto, sus herederos, como es el caso de Federico de Dinamarca, que sustituye a Margarita; o Haakon de Noruega, que viaja en nombre de sus padres, Harald y Sonia. 

Más alineada con Juan Carlos I está la antigua reina Beatriz de Países Bajos, que también abdicó en su hijo. Ninguno de los dos asistirá a la entronización por no ser jefes de Estado. Sin embargo, ambos coincidieron en el funeral de Isabel II, ya que la Casa Real británica cursó invitaciones tanto para monarcas como eméritos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud