Casas Reales

La Infanta Cristina desmiente que esté enfadada con Pablo Urdangarin por sus mediáticos devaneos

La infanta Cristina adopta siempre el silencio como política mediática desde niña y la mantiene se publique lo que se publique, sea lo que sea. Se ha difundido en televisión, a raíz de las apariciones de su hijo Pablo Urdangarin con una joven, que a ella no le hace gracia le hace a la que los besos de su hijo Pablo Urdangarin sean objeto de deseo de los fotógrafos. 

Se ha dicho que es el vértice de una especie de triangulo amoroso con dos chicas sin que ellas lo sepan. Alexia Rivasla reportera que se hizo famosa por salir en aquel mítico vídeo de Alfonso Merlos, apareciendo en ropa interior durante una call televisada, denunció que el nieto del rey emérito estaba jugando a tres bandas en el amor. Lo hizo tras salir a la luz unas imágenes del joven paseando con una rubia por Barcelona. Según ella, el sobrino del rey Felipe VI no le dijo a su amiga que estaba viendo a otras chicas. "Tenía que habérselo dicho", sentenció Alexia.

Después afirmaron que el supuesto comportamiento de ligón para su madre estaba siendo una auténtica pesadilla. Se dijo que la infanta no soporta ver a su hijo siendo el 'Froilán 2.0' de los escándalos. "Le ha sentado muy mal porque no se esperaba que su hijo mintiera y formara parte de un escándalo ni que tuviera varias relaciones paralelas", espetó Alexia Rivas en Ya es mediodía.  

La periodista, que debe tener hilo directo con la hija de Juan Carlos I, asegura que la infanta Cristina le ha hecho saber a su hijo su malestar y desilusión con su actitud porque, y añadió que era porque estos tonteos del chaval le recuerdan a su separación matrimonial. "Ya lo dijo Alba Carrillo 'la rama sale a la mata", decía Alexia para apoyar su información. ¿Información? ¿De verdad Alexia Rivas sabía y tenía contrastado que la infanta Cristina está enfadada con su hijo?

Desmentido de la infanta

La Infanta Cristina, como ya apuntábamos, no desmiente nada. Pero actúa. Y callado cocas yendo a ver su hijo jugar un partido de balonmano. Además, ha exhibido un gran cariño hacía el joven delante de todo el mundo y de las cámaras. ¿Enfadada? Parece que no era verdad.

Pablo llegaba al Palau Blaugrana para jugar en el primer equipo del Barça de balonmano contra el Ángel Ximénez - PG tras su lesión en el esguince.. Y allí estaba su madre. El joven llegaba a las inmediaciones del Palau Blaugrana con un compañero, se bajaban del coche y andaban hasta la puerta con el neceser en la mano como si de dos deportistas profesionales se tratase.

Haciendo gala de su estilo, con un pantalón jogger, jersey y chaleco, estuvo muy simpático, demostraba de nuevo su educación saludando a los medios de comunicación allí presentas diciendo un "hola, buenas" y sonriendo después. La infanta Cristina lo hacía minutos más tarde acompañada por Cristina Fernández, mujer del regatista Roberto Molina, amigo de la Infanta e Iñaki Urdangarin. A la hermana de la hermana de la Infanta Elena la vimos al principio un poco desorientada a su llegada al Palau Blaugrana y en un momento determinado se paraba en seco pensando que se había equivocado de puerta para entrar al partido.

Una vez dentro, la Infanta Cristina bajó hasta la primera fila de las gradas para saludar a su hijo de manera efusiva: abrazo gigante de madre e hijo, y dos besos. El joven saludó también a Cristina con un abrazo muy emotivo. Un compañero de Pablo se acercó también a saludarla, le daba la mano cordialmente y minutos después se acercaba el entrenador, que le dio dos besos también.

Tras esto, la hija de los eméritos y su acompañante volvían a subir a sus asientos en las gradas y conversaban entre ellas de manera amistosa. Durante varios minutos, madre e hijo compartieron momentos juntos y varios abrazos que reflejan la buena relación que hay entre ellos y el apoyo tan grande que el joven es para su madre.

Tras la victoria del equipo del Barça en el que juega su hijo Pablo, la Infanta Cristina salió del Palau Blaugrana tras ver cómo el joven metió dos goles que la llenaron de regocijo y orgullo. Primero salió ella y, minutos más tarde, salía él montándose en el mismo coche en el que se había montado su madre anteriormente.  ¿Dónde está el supuesto enfado de la infanta Cristina con su hijo?

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud