Casas Reales

El bucólico bautizo de Lilibet, la hija de Harry y Meghan: comida familiar, baile y gospel (sin Carlos ni Guillermo)

La pequeña de los Sussex ha sido bautizada. Fue una ceremonia íntima, que tuvo lugar el 3 de marzo, pero no que no había trascendido hasta ahora. Al evento asistieron 25 personas, entre lo que se encontraban invitados algunos miembros de la familia Windsor. Así lo ha publicado The Sun, que cita a People como el medio que ha lanzado la noticia. Lilibet, la benjamina de la casa, tiene 21 meses. Su hermano Archie, tres años.

Al parecer, Harry y Meghan habrían propuesto al rey Carlos III, su esposa, Camilla; Guillermo y Kate que asistieran al ceremonia bautismal y al evento posterior, pero estos habrían declinado la invitación, tal y como asegura el rotativo. De hecho, el monarca y su mujer pasaron esos días en Sandringham. Sí acompañaron a los felices duques Doria Ragland, madre de Meghan y abuela de la pequeña, y el padrino de la niña, Tyler Perry. Unas 25 personas se unieron a la celebración, que fue oficiada por el arzobispo de Los Ángeles, el reverendo John Taylor, publica People.

Fue un viernes festivo en la casa de los Sussex en Montecito (Los Ángeles). La familia disfrutó de una comida, baile y un coro de gospel de 10 personas. El mismo coro que cantó en la boda de Harry y Meghan en 2018.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud