Casas Reales

Carlos III se ablanda con Harry y Meghan: les invita por email a su coronación y les permite alojarse en Frogmore

Confirmado. Los duques de Sussex han recibido la invitación de Carlos III para asistir a su coronación en una solemne ceremonia que tendrá lugar el 6 de mayo en la Abadía de Westminster. La invitación a Harry y Meghan se ha cursado vía email, según ha informado un portavoz de palacio, tal y como publica The Sunday Times. La propuesta acalla las voces más críticas que habían dado por hecho que el monarca no contaría con su hijo Harry para acompañarle en su gran día como consecuencia de las devastadoras de memorias del príncipe que tanto daño han causado a la institución.

Carlos III ha tendido puentes con su hijo menor. Nada, ni la serie de Netflix ni el libro En la sombra (Spare) los ha separado. Ha habido dolor, pero no ruptura. El Rey intenta suturar esa herida y ha cursado invitación a Harry y Meghan. Lo que aún no ha trascendido es que hayan aceptado. Sin embargo, el monarca, lejos de amilanarse, da un paso más en su proposición de curar y reparar el daño y habría ofrecido a su hijo alojarse en Frogmore Cottage, en caso de que se aceptara asistir a la ceremonia. Recordemos que hace solo unos días saltaba a los medios que Carlos III habría desalojado a los Sussex de esta propiedad de Windsor, que era la mansión que tenían a su disposición cuando el matrimonio pisara suelo británico. De hecho, fue la última propiedad que la Casa les asignó antes de que activaran la operación Megxit en marzo de 2020 y se instalaran en Montecito (Los Ángeles).

Carlos, "emocionalmente distante"

Esta decisión conciliadora que ha puesto en marcha Carlos III coincide con la última aparición de Harry en los medios, en una entrevista que ha concedido al Dr. Gabor Maté, experto en autoayuda, en relaciones traumáticas y tóxicas, quien ha advertido que el libro autobiográfico de Harry transmite una falta de cercanía y de cariño hacia él, al que dejaron solo cuando Diana falleció. Además, describe al monarca como un hombre "emocionalmente distante". El duque justifica su marcha a Los Ángeles revelando que buscaba "romper el patrón" del trauma de su infancia y que protege a sus hijos, Archie y Lilibet, de emociones negativas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud