Casas Reales

Iñaki Urdangarin quiere más dinero por su silencio: 25.000 euros al mes son pocos

El ex marido de la infanta Cristina tiene la sartén por el mango y lo sabe, por eso aprovechará al máximo la oportunidad de beneficiarse de su divorcio, que podría firmar a partir del próximo 5 de junio, día en el que su hija Irene cumple la mayoría de edad. Urdangarin había puesto precio a su silencio y la infanta Cristina había accedido a sus pretensiones, pero la situación ha cambiado en los últimos días: "Iñaki quiere más".

Lea también - El abogado Mario Pascual Vives pide trabajo para Iñaki Urdangarin: "Quiere rehacer su vida y no puede"

Lo dice el periodista Juan Luis Galiacho: "En estos días la situación se ha complicado, se ha emborronado más todavía y ahora Iñaki Urdangarin ha subido en sus pretensiones". El ex duque de Palma estaba negociando una pensión mensual de 25.000 euros y una indemnización de dos millones de euros. "Esas cantidades se le quedan pequeñas y ha pedido más".

La situación entre Urdangarin y Cristina es muy tensa. Los últimos movimientos de Iñaki (en Baqueira con su novia y de visita en La Pleta) han sacado de sus casillas a la infanta y él, lejos de achantarse, ha levantado aún más la cabeza: "La situación es tan complicada que entre la infanta Cristina y él ahora mismo hay hostilidad total. Él ha pedido más, tanto en la pensión mensual como en la indemnización de dos millones, que le parecen pocos. Además, los quiere en un solo pago".

¿Escoltas sí o no?

El dinero no es el único punto de desencuentro entre los ex. Y es que Urdangarin perderá los escoltas designados por el gobierno que le han guardado las espaldas en Vitoria desde su salida de prisión y no está dispuesto a consentirlo. Él alega que es y será siempre una persona muy conocida que precisa de protección en la calle, una seguridad que le cuesta a las arcas del Estado 8.000 euros al mes, pues es independiente del dinero que se destina a Casa Real. Precisamente por ello los propios escoltas de Urdangarin, con los que ha entablado una estrecha relación de amistad, se han negado también a abandonar sus puestos argumentando que la medida no supondrá ningún ahorro económico, pues seguirán formando parte del Cuerpo Nacional de Policía, según Vanitatis

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud