Casas Reales

Iñaki Urdangarin, Ainhoa Armentia y la gran polémica de la Pleta: no hay pruebas de que durmieran en la casa de la familia real

Ha sido la escapada romántica más ruidosa de Baqueira. Este ruido informativo tratando de encajar las piezas, coincide con la escenografía de Iñaki y Ainhoa. Ambos, tan tranquilos, paseando al sol y caminando entre la nieve. Urdangarin, con su gorro de montaña, guantes y mochila, va ejerciendo de guía y muestra a su novia, sonriente y con melena al viento, cada rincón de la estación del Valle de Arán. Son las nuevas fotos que ha publicado la revista Hola en su edición digital. Para el ex jugador de balonmano es un entorno muy conocido, ya que en numerosas ocasiones se acercaba hasta este idílico paisaje nevado con su mujer, la infanta Cristina, y sus hijos cuando vivían en Barcelona. Los entonces duques de Palma, aficionados al deporte blanco, se alojaban como siempre en la Pleta. Y aquí es donde arranca el misterio. Qué pintaba Iñaki en esta vivienda, que está a disposición de la Familia Real. Y más aún, qué pintaba con su novia solo seis antes de que llegara Felipe VI.

Asegura la publicación que el ex duque y su novia estuvieron en esta propiedad. Una casa de montaña de tres pisos y 200 metros cuadrados, que pertenece a un particular. Y asegura también que Iñaki tuvo que pedir permiso para pernoctar en ella. Lo que no prueba es que pasaran la noche en esa vivienda. En el texto ni siquiera está probado que le concedieran ese permiso. O sea que es posible que se acercaran a recoger unos esquíes o lo que fuera.

Las nuevas fotos y el nuevo texto acreditan que el marido de Cristina y su amiga íntima pasearon por la nieve y disfrutaron de las vistas de la urbanización la Pleta, donde poseen residencias algunos amigos del ex jugador de balonmano, tal y como ya hemos publicado en este digital

"Iñaki fue allí a llamar la atención"

Urdangarin y su novia aterrizaron en Baqueira Beret el 11 de febrero. El fin de semana de San Valentín. A partir de ahí han surgido varias teorías, sobre todo después de que supiésemos que Felipe VI también había viajado a la misma estación, según publicó La Vanguardia. Este viaje del Rey se produjo seis días después, el 17.

Argumenta Mariángel Alcázar en El programa de Ana Rosa que el ex duque "llevaba intenciones claras de llamar la atención". Y ha deslizado otra opción. Que Iñaki "tenga un poco de cara dura" y decidiera ir allí "sin explicaciones y cuando estaba allí le dijeron 'vete de ahí porque no haces nada'. Llegaron el 11 de febrero y se fueron al día siguiente al mediodía. Fueron para algo concreto o les dijeron que se fueran".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud