Casas Reales

Kate Middleton, inalterable y profesional, hace su trabajo, que es estar ahí: ajena al huracán Sussex

De rojo. El color de la Navidad, pero también el color de la fortaleza, el valor, la resistencia y la pasión. Kate Middleton posa en el especial anual de villancicos navideños Royal Carols: Juntos en Navidad, que será retransmitido en Nochebuena. Son las primeras fiestas navideñas para los Windsor sin la reina Isabel II.

La princesa de Gales, en la nueva imagen compartida por la cuenta oficial del Palacio de Kensington, aparece con una sonrisa amable, muy posada, pero también muy ajena al show global que ha generado la serie de sus cuñados, Harry y Meghan, en Netflix. 

En uno de los capítulos, la actriz recrea el primer encuentro privado que tuvo con Guillermo y su mujer. La nortemericana contextualiza la reunión haciendo mención expresa a que iba de vaqueros rotos y estaba descalza. La palabra que escoge Meghan para describir ese momento es "sorprendente". Y entonces dice: "Soy muy de abrazar. Siempre he sido de abrazar. No sabía que eso podría ser discordante para muchos británicos", revela. "Comprendí rápidamente que la formalidad de puertas para afuera se mantiene en el interior". Interpretado como un detalle más que revela su tendencia al drama y a la intensidad, la actriz reprocha la frialdad de sus cuñados. En su nuevo posado, Kate solo hace su trabajo. Esa es su respuesta.

Lea tambiénMeghan y Harry defienden su docuserie tras las críticas recibidas: "Los hechos están ahí"

Con un brillante vestido con aplicaciones de lentejuelas y transparencias, de Needle & Thread, modelo Aurora Ballerina, la mujer de Guillermo aparece en una de las salas del Castillo de Windsor junto a un abeto iluminado de forma muy tradicional, dos regalos en el suelo y deco navideña por encima de la chimenea. Inalterable y profesional, Kate hace su trabajo, que es estar ahí. Representar y actuar de embajadora de causas comprometidas. El especial Juntos en Navidad reunirá a líderes comunitarios de Reino Unido para homenajear a la reina Isabel II, fallecida el pasado septiembre.

El año pasado por estas fechas, la entonces duquesa celebró la Navidad cantando el villancico Para aquellos que no pueden estar aquí con el músico y compositor Tom Walker. Fue uno de los momentazos televisivos del año en Reino Unido: Kate, al piano, haciendo un dueto con Walker, en homenaje a las víctimas de la pandemia del Covid.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud