Casas Reales

Meghan y Harry, acusados de "victimistas" y "manipuladores" tras el estreno de su docuserie en Netflix

Desde este jueves no se habla de otra cosa en las redes: la docuserie de Meghan y el príncipe Harry. Los Duques de Sussex decidieron contar la realidad de su historia en Netflix, pero lo cierto es que las críticas están siendo predominantes entre las opiniones de los espectadores.

Lea también: Reacciones de Buckingham a la bomba de racimo de Meghan y Harry en formato serie: "Decepción" y "tristeza"

Para empezar, en los tres capítulos emitidos, la segunda parte se estrenará el próximo 15 de diciembre, el hermano del príncipe Guillermo compara constantemente a su mujer con su madre, Diana de Gales. Pero, a juicio del público, sus historias no tienen nada que ver. 

"Harry repite que es de la realeza y que su madre es Diana de Gales. Vale, pero también es la madre de Guillermo. Lo que pasa es que él no comercia con su nombre por dinero como él. A Diana le preocupaban los demás. A Meghan solo ella misma", dijo la diseñadora de joyas, Sabine Getty, amiga de la familia real británica.

El matrimonio enseña imágenes de sus encuentros secretos antes de que saliera a la luz su relación en 2016, así como fotografías y vídeos de su hijo Archie, de 3 años, cuando empezaba a caminar y las vacaciones que pasaron en África al inicio de su romance. Al mismo tiempo, se quejan de no tener privacidad, algo que no entienden los espectadores. 

Especialmente criticado ha sido un momento en el que la exactriz de Suits relata entre risas cómo fue el día en el que conoció a la reina Isabel II y la reverencia que tuvo que hacer. Para los ciudadanos británicos ha sido una falta de respeto con la monarca. "Victimistas y manipuladores", es lo que más se repite en redes sociales. ¿Cambiarán de opinión con la segunda parte o será el fin de la popularidad del matrimonio?

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud