Casas Reales

Alberto de Mónaco, feliz en Nueva York con sus hijos bastardos, a los que Charlene detesta

El líder monegasco, que viajó a la ciudad de los rascacielos hace unos días para asistir, junto a su esposa, a la gala de la Fundación Princesa Grace, ha sorprendido este lunes con un posado junto a sus dos hijos mayores, ambos nacidos fuera de matrimonio. "Rey paternal", han escrito junto a la imagen.

Lea también: Todo lo que hay detrás del romántico posado de Alberto y Charlene de Mónaco en su aniversario de boda

Se trata de Jazmin, fruto de la relación entre Alberto de Mónaco y Tamara Rottolo, una camarera francesa, y Alexandre, del affaire entre Alberto y Nicole Coste, azafata de vuelo. Reconoció públicamente a ambos años después de su nacimiento y mantiene con ellos una relación estrecha, algo que no es del agrado de su esposa, Charlene. Especialmente con el varón, cuya madre denunció los malos tratos que había recibido su hijo por parte de la princesa: "Aprovechando la ausencia de Alberto, ella desmontó el dormitorio de mi hijo en el palacio de Mónaco y trasladó todas sus pertenencias a un cuarto en el área de empleados", afirmó hace un año en Paris Match. "Como madre, no encuentro palabras para describir este comportamiento", dijo.

Afirmó, además, que el príncipe Alberto se afana para que todos sus hijos mantengan relación y suele reunir a los mellizos Jacques y Gabrielle con Jazmin y Alexandre varias veces al año: "Están todos muy unidos, los mayores juegan mucho con los pequeños, practican deporte con su padre e incluso hablan de política". Y añadió: "Alberto siempre ha asumido su papel como padre y nunca se ha tenido que llegar a ningún acuerdo económico entre nosotros".

El pasado mes de enero, los cuatro hermanos posaron juntos por primera vez en una imagen compartida por la mayor, Jazmin, en redes sociales. Ella tiene 30 años y se está labrando una carrera en el mundo de la interpretación y la música en Estados Unidos. Alexandre tiene 19 años y nada se sabe de sus ocupaciones, pues prefiere mantenerse a la sombra de su famoso padre, al que adora.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments